Manual Instrucción Cósmica

Demiurgos de la Palabra -5-

Ratio:  / 1
MaloBueno 

El viento en las hojas


 
 
 
 
 

 

Los Demiurgos de la Palabra. Capítulo 5:  El viento en las hojas

Por Elena Catalán 

 

El sicómoro, junto a la palmera es uno de los árboles asociados a Osiris

El viento al pasar entre las hojas susurra, cada árbol posee unos sonidos únicos y rige unas estaciones. Para los celtas los árboles eran una fuente de sabiduría e incluso su alfabeto era de árboles. 

Todos los dioses de la palabra están relacionados con un árbol. El asio Odín lo estaba al fresno Igdasil Caballo portador del As y a Irminsul el árbol del conocimiento. Dios tenía los árboles del bien y el mal, y el de la vida. 

Los japoneses tienen a la divinidad generatriz "Takagi no kami" más comúnmente conocida como "Takamimusubi no kami", “divinidad de la alta y augusta fuerza activa de la procreación” 

El árbol es visto en muchas mitologías como el pilar que sustenta el universo con sus ocho ramas, porque ocho son las vías por las que fluye el Tao. Este árbol crece siempre en el centro de un monte en el ombligo de la existencia, sus raíces se hunden en los submundos Kotonicos mientras sus ramas sustentan el cielo siempre el mismo mito siempre los mismos atributos. A veces las ramas de los árboles Celestiales son vistas como ocho ríos o corrientes de iguales propiedades cuyo objeto es ser las vías del Te por las que discurre el Tao hacia las ocho direcciones del mundo. 

Paro los japoneses el árbol universal era el Sakaki de quinientas ramas. 

 

Así mismo Osiris nació del árbol As en el mar del norte. Según algunas tradiciones sus árboles eran el tamarisco, el sicómoro y la palmera. 
Los árboles como antenas captan las emisiones sonoras que llegan del cielo a la tierra. Creían los egipcios que las maldiciones y venganzas de los muertos “se remontan con el viento”. 

 

Los vientos tienen una connotación maléfica y son invocados en la iconografía popular por las brujas para atraer tempestades mediante su voz o su cante. 

 

Los árboles están intrínsecamente unidos a la palabra, como receptores del sonido estelar, tanto que en celta los árboles son sinónimo de letras, así el alfabeto irlandés el Beth-Luis-Nion (“Abedul-Fresno-Fresno silvestre”) es un alfabeto de árboles en los que cada letra es un árbol y que además servía de calendario lunar. 

B-Beth-Abedul =24-diciembre/20-enero
L-Luis-Fresno silvestre = 21-enero/17-febrero
N-Nion-Fresno = 18-febrero/17-marzo
F-Fear-Aliso = 18-marzo/14-abril
S-Saille-Sauce = 15-abril/12-mayo
H-Uath-Espino =13-mayo/9-junio
D-Duir-Roble = 10-junio/7-julio
T-Tinne-Acebo =8-julio/4-agosto
C-Coll-Avellano =5-agosto/1-septiembre
M-Muin-Vid = 2-septiembre/29-septiembre
G-Gort-Hiedra =30-septiembre/27-octubre
P-Pethboc-Saúco enano = 28-octubre/24-noviembre
R-Ruis-Saúco =25-noviembre/22-diciembre
I-(Jaichin) Idho -Tejo = 23-diciembre

 

Por tanto todos los demiurgos de la palabra están asociados a un árbol, Odín lo estaba al Fresno. Ygdrasil el árbol cósmico nórdico significa “caballo portador del ass”.
 
 
 Odin el Osiris nórdico sobre su caballo de ocho patas


Osiris o As-as que era el espíritu de los árboles estaban asociados al arbusto tamarisco. El cofre que encerraba el cuerpo de Osiris difunto fue arrojado por las aguas al interior de este arbusto que se convirtió en un magnifico árbol. El rey del país de Byblos embelesado por su majestuosidad y gran altura lo talo y lo utilizo de pilar para sostener el techo de su tienda. Brifröst significa “la Fortaleza Celestial” Brifröst era el arco iris puente de enlace entre Asgad y Midgard o Manaheim, el mundo de los Ass los dioses y el de los hombres. 

 

Brifröst era Ábrü el puente de los Ass. 

Midgard se hallaba en medio del árbol Ygdrasil el árbol cósmico que contiene la creación. Asgar estaba en las ramas y en la copa del árbol estaba Gimle “el cielo” que un día caería. 

Así mismo en las narraciones del Voluspa cuenta como Odín se cuelga del árbol de la ciencia.

¿Irminsul? se clava doce veces su lanza y proclama “de mi para mi” La g (ípsilon) la Y griega se bifurca sobre una columna es la representación icnográfica del árbol del bien y del mal. 

El nombre de un dios japonés Takagi no Kami significa “Dios Alto Árbol”. El Árbol Universal de los japoneses crece en el monte Kagu que se halla en el centro de la Alta Planicie Celestial y es bañado por las aguas de Celestial Río Yasu cuyas ocho corrientes se esparcen en las ocho direcciones, corrientes que podrían representar las vías del Te. 

Tanto este Celestial Río ancho de las ocho corrientes como el mítico fresno Ygdrasil nórdico se asemejan mucho. Las ocho corrientes son vías cósmicas de sonido la concepción de árbol cósmico y sonido no nos ha de resultar extraña ya que los chamanes decoraban sus tambores con la representación de un árbol sobre un montículo. 

 

P´an-ku o Pan-Gu de la tradición china tras nacer del Huevo Cósmico suspendido entre la materia informe comienza a levantarse separando con este acto Cielo y Tierra, por tal esfuerzo el gigante P´an-ku muere desfallecido. Gu en sumerio es “Acuario”. Los chinos tienen su variante del Árbol de la Vida se le denomina palo alzado colocado en el centro del Universo y comprendía los nueve mundos. O K´uen Luen “Pilar del cielo” que soportaba al Pilar del Cielo compuesto por la puerta del Cielo y la escalera para ascender al él, así mismo su dios celeste era conocido como “Dios del Cielo o Soberano de lo Alto”. Para los indios el centro del mundo está en el Monte Meru, lo mismo que para los mesoamericanos lo es el lago Titikaca el ombligo del mundo del que surgió todo lo creado. Además de que los Yucares de Bolivia creían en el árbol universo por el cual ascendían las almas de los muertos para alcanzar el Cielo al cual derribo una odiosa anciana que tras tomar la apariencia de una rata royó sus raíces hasta derribarlo. Al principio fueron An el Cielo y Ki la Tierra y de su unión nació Enlil que los separo. AN por tanto en sumerio es “cielo” y KUR “montaña”, porque las montañas soportan el Cielo así Atlas fue transformado en montaña. 
El nombre de Atlas fue exportado a África como consecuencia de las emigraciones Cuchitas. Los musulmanes confundieron a Atlas con la montaña Kaf o Cáucaso ubicada en Hesperia hacia el oeste, tierra rodeada por el mar cuyos habitantes rendían culto a Atlas. Antiguamente el nombre de Atlas significo “Señor de los As” pueblo poderoso del Palus Meótide llamados Asiaei o Asiani de donde derivo el nombre de Asia. 

 

E.Kur en sumerio siendo E “casa” es “Casa de los Dioses con Pico Puntiagudo” o “Casa como una montaña”. La montaña sumeria Ma.Shu “Monte de la barca suprema” o “Monte Sumamente Supremo” es una especie de Olimpo al que ascienden los dioses. Y Dur.an.ki es “el lazo Cielo Tierra” E.Nun “Gran morada señorial” Ish.Kur “Lejana tierra de las montañas” An.Ur es “Base del cielo” AN "cielo" y UR “es tierra o base” por tanto el mismo nombre de Urano significa unión del Cielo y de la Tierra. Uarios = Annu “Ciudad Columna” en jeroglífico tiene la forma elevada de una torre que esta inclinada. “Aman” palabra preservada en hebreo ya aludida recordar que significa “construir, sostener, ser firmes”. “Hom” significa “Árbol de la Vida”, Babilonia derivación de Bab-ilani cuyo significado es “Puerta de los Dioses”. Los An.Unna.Ki son “los que del Cielo a la Tierra descendieron”.

 


Para los egipcios primero fue el Num del que surgió un montículo del que surgió un loto. 

 

El Shefirot el árbol de la vida hebreo cuyas raíces representan los mundos inferiores y sus ramas los mundos celestes, así mismo su candelabro de siete brazos es otra simbolización del pilar bifurcado esta vez en siete grados de conocimiento. Los sajones dan el nombre de Irminsul a su noción del pilar cósmico. Los uraloaltaicos creían que el árbol que sostenía el cielo era un pino situado en el ombligo del mundo en la cima de una montaña. Para los tártaros era un abedul de siete ramas. 

La diosa Nut

Nut la diosa del cielo hija de Ra se unió en un fortísimo abrazo a Geb 
el dios de la tierra hasta que Schu o Chu el aire luminoso los separo 
levantando a Nut en el aire de modo que esta solo lograba tocar a su
amado Geb con las puntas de los dedos de manos y pies.

Tla o tal “Tomar a cargo, atreverse o soportar”. Tell en árabe es “montículos”. El cielo Urano creo las montañas para soportarlo. 

Shu y Nut o lo que es lo mismo el Cielo y la Tierra de los egipcios se fundieron en un efusivo abrazo, para luego ser separados, porque la unión Cielo-Tierra siempre viene acompañada de una desunión. Maui separo el Cielo del Océano. 

Antaño existía una creencia muy arraigada en África de que la Tierra estaba unida al Cielo mediante un cable. Los Yorubas afirman que los seres humanos fueron creados en el Cielo y enviados a la Tierra mediante una tela de araña. 

Las palabras araña, imán y atraer surgen de la misma raíz así araña en felibres airagno e iragno en picardo es arègni que es similar a “hierro” aran e iran lo que se traduce como “hierro imantado”.

Según los somlíes el Cielo esta tan lejos de la Tierra debido a que en un tiempo en que este podía rozarse con la palma de la mano dos mujeres moliendo grano con sus morteros empezaron con ellos a golpear al cielo motivo por el que este se alejo y los dejo sin su protección pues los protegía del calor del Sol y de los fríos vientos. Alejado el Cielo también aparecieron las nubes y la lluvia. 

En un mito ganda el protagonista sube al Cielo en busca de esposa y regresa a la Tierra acompañado por una prometida pero también por su hermano la Muerte. Básicamente lo mismo que creen los Dinka. Según ellos el Gran Dios, alimentaba a una pareja con el grano que les daba, pero la mujer no satisfecha con ello, decidió cultivar ella misma el grano, lo que provoco por torpeza suya al golpear la cabeza del Gran Dios que este cortara la cuerda de unión entre la Tierra y el Cielo.

Apareciendo así la enfermedad, el hambre, el tiempo y la muerte. 

Según creen los Nuer la gente solo debía de trepar al hacerse viejos por la cuerda de unión entre el Cielo y la Tierra y bajar de ella habiendo rejuvenecido. 

Los gigantes griegos trataron de alcanzar el Cielo olímpico apilando el monte Osa sobre el Pelion pero Zeus airado los destruyo. 

Urano es el Cielo construido para ser una morada estable a los dioses, era el Techo de la Tierra. Por ello antiguamente era representado como un edificio, Coleum, “bóveda celeste”, Co-el, Col.cos, Tectum, “techo o morada sagrada”. El antiguo Sky “cielo” es “tienda” Tegmen, en cambro-bretón nef, copto neifini, jeroglífico fe o éphé que designa “navío o interior de iglesia”, (la F y la P son intercambiables) dando nombre éphé tanto a “templo como a la barca de Osiris” lo que da la idea de Urano, Anhour. En copto antiguo erphei es “templo”, Urano es así mismo llamado Elión o Upistos lo que se traduce como “el Altísimo”.

Es decir en un principio entre el Cielo y la Tierra no había nada solo materia informe y un gran abismo. 

Entonces Dios se entiende que separo el firmamento que era una grande extensión de la materia informe y al firmamento lo llamo Cielo. Urano era el modo antiguo de decir Cielo o firmamento, como Urano deriva de Var “cubrir o extender” de aquí que se explique como una gran extensión pues el Cielo cubre la Tierra con su manto como una tapa. 

 

Capítulo Anterior - Próximo capítulo