Manual Instrucción Cósmica

La Puerta/Vulva de la Gran Diosa Andrógina

Ratio:  / 0
MaloBueno 

JD Del Corral se preguntaba en 2006: 
"qué historiador se le pudo ocurrir llamar Puerta de los Leones a la célebre entrada de Micenas". Y pide que se le cambie el nombre, ya que: "¿Qué son más importantes, los descabezados bichos que custodian la columna o el objeto venerado?"

 

 
 
 
 
 Francisca Martín-Cano Abreu
(sobre la Puerta de las Leonas de Micenas)
 
 
 

Bueno pues vale, sugiero un título para la puerta que daba entrada al enclave funerario de Micenas: LA PUERTA / VULVA DE LA GRAN DIOSA ANDRÓGINA, pues es el objeto que representa y se venera.

 

Más adelante afirmaba que era yo la que había quitado la columna a los varones para dárselo a las Diosas, emparentando la columna de Micenas con el Pilar de Zaragoza. Y con ello argumentaba que la adoración aragonesa del Pilar es anterior a la Virgen que se puso encima".

 

 Para exponerle y en qué me fundamento para decir lo que digo, respecto a la "columna como símbolo de la Diosa" y los "félidos de la puerta, como imagen de leonas", le expongo algunos argumentos, basándome en fases de diferentes historiadores, y ayudándome de dibujos.

 

Uno de los más arcaicos monumentos funerarios es el túmulo de piedra / Útero de la Gran Diosa Madre Tierra, LÁMINA 1. Lo que nos hace caer en la cuenta de que toda el conjunto de la tumba es imagen metafórica del seno femenino: el dolmen es la vulva, el corredor por el que se accedía y se profundizaba en la cámara es la vagina y la cámara abovedada / sala cupuliforme en el que se colocaba al difunto es el útero donde se forma un nuevo ser (y se recoge después de muerto para devolverlo a la vida).

 
 

 

 De la LÁMINA 2, leemos En Pijoán: "Puerta de la ciudad de Micenas, con el relieve de los dos leones flanqueando la columna símbolo de la diosa Madre".

 

En Forte: "La más tardía, que englobó el círculo funerario, con las tumbas de fosa excavadas por Heinrich Schliemann en 1876, tan solo poseía dos accesos: el primero por la suntuosa Puerta de los Leones (en realidad dos leonas),..."

 

Y según Margarita Bru: "... en Micenas, en la Puerta de los Leones, la diosa se ha transformado en columna,..."

 

De la Diosa adorada en la matriarcal Canaán, leemos en la Biblia la recomendación a los invasores hebreos (Dt 7, 5): "... derribaréis sus altares, romperéis sus cipos, abatiréis sus aseras y daréis al fuego sus imágenes talladas)". O sea que la Diosa era representada entonces, en forma fálica de asera / ascherim = cipo / columna /pilar / piedra / palo / estaca...

 

Por lo que, el pilar fálico entre las dos leonas de la Puerta de los Leones de la muralla de Micenas, representa a la Gran Diosa ASERA / ASCHERA.

 

Terminarás de entender el origen de ese adorno fálico que corona esa puerta / vulva, al compararla con una puerta de una catedral cristiana LÁMINA 3: "... recuperan el simbolismo femenino (ya que) utilizan la representación de una gran vagina/puerta para entrar al templo/útero. La colocación del rosetón tampoco es casual, representa y celebra la sexualidad femenina a través del clítoris, el único órgano humano cuya función es estrictamente la de proveer placer." (José Luis, 2004).

 

 
 
 
Bibliografía citada:
 
BRU Romo, Margarita. (1984): La mujer en el arte Prehistórico. (La imagen de la mujer en el Arte Español, prologado por Durán). Ediciones Universidad Autónoma de Madrid.
DÍEZ DEL CORRAL, Juan. (2006): LHDjuandiezdelcorral en periodo de cambio. http://lhdjuandiezdelcorral.blogspot.com/2006/10/lhdn70-la-puerta-de-la-columna-
FORTE, Maurizio (Idea original). (1996): Arqueología. Paseos virtuales por las civilizaciones desaparecidas. Grijalbo, Mondadori, S. A., Milán.
JOSÉ LUIS (2004): Weekly Soflama. http://vampirillo.com/circula_por_la_red/jl2/10_04/jl2_100404_atruereadshow.htm
PIJOÁN, José. (1996): El Arte Prehistórico Europeo. Summa Artis. Historia General del Arte. Vol. VI Editorial Espasa-Calpe, S. A., Madrid.
Sagrada Biblia. (Versión directa de las lenguas originales, Nácar Fuster, Eloíno y Colunga, Alberto). (1965): La Editorial Católica, S. A., Madrid.