Manual Instrucción Cósmica

Manifestando a la Diosa

Ratio:  / 0
MaloBueno 

“Porque adonde vayas, yo iré.”

 

 

 

 

 

 

Maharishi Sadashiva Isham -MSI- 1996 

 

Libro de Ruth

La vida fluye en olas de energía femenina. No habría vida en la Tierra sin la Madre. Siempre nutriendo, jamás juzgando, la Diosa es la representación de todo crecimiento y progreso. La Madre Tierra es fértil y siempre en crecimiento. La relación natural del ser humano con la Tierra es de receptividad. Los seres humanos equilibrados viven en una relación recíproca, simbiótica con su Madre: complementándose, enriqueciéndose, expandiéndose en olas de vida, amor y alegría. Con la prevalecencia del ego en la conciencia colectiva de la raza humana durante los últimos 5000 años, nuestra relación con la Madre Tierra ha mutado fundamentalmente. El ego desea poseerlo todo, controlarlo todo. Los seres humanos basados en el ego viven en el miedo y como consecuencia intentan manipular toda vida. El control de la Tierra por la conciencia colectiva de la raza humana basada en el hemisferio izquierdo, en la dominación masculina y en el ego nos ha llevado al borde de la destrucción. No hay duda de que esto debe cambiar; no hay duda de cuál debe ser el cambio; la única pregunta sería cuán rápido puede darse esta transformación.

Tomando El Timón

Hay un nuevo movimiento en la conciencia colectiva de la raza humana. Comenzó como un pequeño goteo de un manantial escondido, pero diariamente crece en poder y pasión, deviniendo una corriente poderosa y expansiva que arrasa con todas las limitaciones del estrés y los juicios, y restaura la inocencia. Este movimiento es el retorno de la autoridad de la Diosa, ausente en las civilizaciones dominantes de la Tierra por más de 5000 años. La Diosa domina el hemisferio derecho; Ella encarna la intuición; Su Realidad fluye en ondas de amor  desde el corazón de todas las criaturas. El amor sana; el miedo divide. En lo profundo sólo existen dos emociones: amor y miedo. El primero es de Dios; es el poder activo del Espíritu Santo a través de la Creación; es el fluir de la vida de la Diosa. El miedo es la principal construcción y apoyo del ego; se basa en la ilusión y vive en sueños. Fundamentalmente irreal, tiene sin embargo consecuencias desastrosas para la vida humana. El vivir que se basa en el miedo conduce al sufrimiento, la enfermedad y la muerte. Una vida dedicada a la Realidad y a la experiencia del amor conduce a la alegría, la salud y la vida. La elección entre un pensar, sentir y experimentar basado en el amor o en el miedo es mucho más fácil de lo que se supone comúnmente. Es, después de todo, sólo una elección, con consecuencias sin límite. Cuando el amor está firmemente a cargo, cuando la Diosa femenina guía el timón de la vida, el progreso verdadero comienza y se acelera cada vez más hacia la perfección.

El Regreso de Ishani

La apreciación de la belleza y la pasión por la vida son las contrapartes naturales de una existencia alineada con el amor. Por primera vez en un largo tiempo de la humanidad el aspecto femenino de Cristo, Ishani, está retornando a la tierra. Cuando se haya encarnado por completo aquí, la vibración de Ishani de amor puro e incondicional va a impulsar a toda la raza humana a través de una fase de transición hacia una forma totalmente nueva de vivir y de ser. Cuando Ishani reine en cada corazón humano, ya no habrá enfermedad, ni muerte, ni tristeza, ni destrucción para la Madre Tierra ni para ninguna de sus criaturas. Todas las especies vivirán en armonía, toda la vida progresará en expansión ilimitada de amor, alegría y completa iluminación humana. Este es el At-one-ment (expiación, y –en inglés- ser-en-uno), la total expansión y florecimiento de la Conciencia de la Unidad para cada ser humano. El Atonement está llegando para toda la humanidad ahora. Esta es la Séptima Tarea de la raza humana, el principio del cumplimiento de las labores de tantos durante tanto tiempo; esta es la era profetizada por todas las civilizaciones significativas en la historia de nuestro mundo. Hoy estamos frente al umbral de la realización de este viejo sueño. Solo necesitamos la cantidad suficiente de trabajadores dedicados que faciliten la transición  para la raza humana. La transición está llegando, es inevitable; la pregunta que subsiste es cuántos entrarán a la Nueva Tierra. Cada ser humano tendrá la oportunidad de elegir entre la Vida de inmortalidad y la muerte que viene del ego. Nuestra tarea es la de presentar esta elección a todos los seres humanos, no es la de decidir por ellos. La Ascensión posee el conocimiento para sanar a todos; no hay nada que estas técnicas no puedan hacer para un alma que opta por la inocencia en lugar de las mentiras del ego.  Los frutos de la Ascensión son la dicha sin fin, el completo alineamiento con el Espíritu Santo. Es imperativo que esta Enseñanza se extienda con rapidez a todas las tierras y las personas, realizando la antigua promesa de Cristo. Esta es la dedicación de la vida de todos los maestros de Ascensión; es la luz que guía el compromiso impecable de todos los Ishayas.

http://www.ishaya.com.mx/index.htm