Manual Instrucción Cósmica

ADÁN era un PEZ…

Ratio:  / 0
MaloBueno 

HOMENAJE A JAPÓN - III –

Al haberme visto obligado a dividir el Introito 203, he decidido comenzar éste reproduciendo el apartado con el que concluía dicho Introito, con el fin de que podáis volver a introduciros con comodidad en el hilo del discurso…


 

 

 

Jorge Mª Ribero-Meneses

-Segunda Parte-

ADÁN se llamaba, realmente, ARÁN

Las más viejas fuentes históricas nos dicen que el nombre de Adán significaba ROJO… Un dato precioso que podemos contrastar de inmediato, recordando que el verdadero nombre de los rojísimos diamantes fue ADAMANTES y que, debido a ello, existe una tonalidad de Rojo a la que todavía conocemos como adamantina. Dicho con otras palabras, Adán y adamante (= diamante) son el mismo nombre…, y ambos comparten un mismo significado: ROJO. Por eso la Mitología Clásica atribuye el nombre de R-ADAMANTIS a uno de los Reyes-Jueces que dictaban su Ley en el FINAL OCCIDENTAL del Mundo Conocido, reconociendo con ello, de facto, que el Reino de ADÁN estaba a orillas del Kantábrico, en el NORTE DE ESPAÑA… Debido a ello, la historia de la Caballería novelesca de CASTILLA está poblada de Caballeros andantes que responden a nombres tales como RADAMANTO, RODOMONTE… o formas parecidas… Todos ellos, ¡quién lo hubiera dicho!, son réplicas de ADÁN…

Las décadas de estudio que he dedicado a reconstruir la forma como nació y se desarrolló el Lenguaje humano, me han permitido llegar a saber que muchas palabras en las que aparece una letra d en posición intermedia, son fruto de la corrupción de términos más antiguos en los que esas des fueron originariamente erres… ¿Fueron ADÁN y adamante dos de esas palabras, habiendo sido ARÁN y ARAMANTE su primitiva forma? Si así hubiera sucedido, resultaría que los viejos intérpretes y copistas de la Biblia se habrían INVENTADO a Adán, al confundir con un ser humano, con un hombre, lo que en su origen no fue otra cosa que una ISLA denominada ARÁN en la que Dios había dado forma al PARAÍSO TERRENAL destinado a acoger a los primeros seres humanos y (se sobrentiende) a las PRIMERAS FORMAS DE VIDA SOBRE LA TIERRA…

Aunque los manipuladores judeo-cristianos le han hecho decir a la BIBLIA todo lo que les ha salido de los mismísimos cojones, lo cierto es que cuando el Libro Sagrado tiene que denominar al Jardín del Edén, le llama, sencillamente, la Tierra de ARÁN. Que viene a ser lo mismo que decir la Tierra ROJA… Y no porque sus campos y montañas fueran arcillosos y rojos, como lerdamente pretenden quienes descifran de ese modo topónimos tales como Monte Rubio, Peña Rubia, Mont-Roig o RIOJA, sino porque se identificaba a esos lugares, por una parte con la sangre derramada por nuestro supuesto Creador, el Astro Solar y, por otra, con las tonalidades OCRES y ESCARLATAS que se dibujan a la hora del crepúsculo en la Mar Occidental o Mar OCCEÁNA… Tonalidades rojizas que nuestros Antepasados atribuían a la sangre del Sol, convencidos de que éste moría todas las noches al alcanzar las OCRES aguas del País del OCASO… Que era aquel del que los antiguos Egipcios se sabían originarios y cuya identificación resultaba relativamente sencilla, merced precisamente a la presencia de derivados de ARÁN en él. De Arán o de otros topónimos tan ROJIZOS como éste…


La CUNA DE LA HUMANIDAD: el Paraíso Terrenal o Tierra de ARÁN…

Una vez descubrimos que el PARAÍSO TERRENAL respondió al nombre de ARÁN y que el supuesto Primer Ser Humano, Adán, no es sino una idealización suya, caemos en la cuenta de inmediato del porqué de que el NORTE DE ESPAÑA, que es la CUNA indiscutible de la HUMANIDAD, se halle sembrado de lugares y de Macizos montañosos que responden a nombres tan espectaculares como éstos:

GALICIA: ARANZA >> ORENSE, Ría de AROUSA, Ría de ARES, Ensenadas de AROU y de AREOSO…

ASTURIAS y LIÉBANA: Sierra de ARRAÑADOIRO, Valle de ARRIONDAS, Sierra de ARAMO, Sierra de ARRIA, Monte ARANZILLA (> Arazillum, Aradillos), ARMENAO…

GIPUZKOA-NABARRA: Sierra de ARANAZ = ARALAR, Puerto de AREITIO, Santuario y Montes de ARANZAZU, Monte ARNIO (> Ernio), Santuario de ARRITOKIETA, ORIO, IRUÑA, IRÚN…

BURGOS-RIOJA (Castilla Brigia): ARENZANA, Sierra de ARANZA = ARAMANZA = Adamanda (o de Ezkaray), ARANDA de Duero, Peña ARANDA, ARANDILLOS, Montes de ARMENIA (o de La Tesla), ARIO, HARO…

PALENCIA (Castilla Brigia): ARANZOI = ARATOI = ARADUEY (antiguo nombre de la extensa comarca de Tierra de Campos, recorrida entre otros por el río Val-de-ARADUEY…)


PIRINEO CATALÁN: Valle de ARÁN

¡Aquí tenéis a la CUNA DE LA HUMANIDAD, documentada merced a la profunda huella que el nombre del Paraíso Terrenal o Tierra de ARÁN ha dejado en ella y que pervive, imborrable, a pesar de la castellanización que han sufrido algunos de esos nombres…! Como es el caso de la burgalesa Sierra de ARAMANZA, transformada primero en ADAMANDA y más tarde en el aberrante de la Demanda… Lo que no es óbice para que una de sus cumbres principales siga respondiendo al nombre de ARIMANTE… Y otra vecina, al nombre previo de GARAMANETO… (al que, por cierto, debe su nombre la catalana Santa Coloma de GRAMANET; y ahí, en esa G- inicial, tenéis el porqué de la R- de Radamantis que tanto les ha hecho partirse la cabeza a todos los investigadores de nuestro Pasado, el británico Robert Graves entre ellos…)


La clave se llamaba ARIANA… o ARMENIA

La memoria de aquella crucial Tierra de ARANZA = ARANDA = ARANA = ARÁN ha sido tan profunda e imborrable, que cuando los antiguos pueblos IRANIOS o Parsis dieron en rememorar su origen OCCIDENTAL, nos legaron noticias tan preciosas como aquella en la que documentan cómo sus primeros antepasados poblaban las tierras de ARIANA por las que fluía un río llamado ARIMÁN… Hasta que la Última Glaciación se cernió sobre aquel País y sus gentes optaron por emigrar hacia el Oriente en busca de regiones más cálidas…

¿Quiénes eran los Pobladores del Kantábrico cuando esos hechos climáticos se produjeron, dando lugar a la primera Gran Diáspora de la Humanidad…?

Pues los ARIANOS = ARANZANOS = ARAMANIOS = ARMENIOS = ARIOS que hace veinte, treinta, cuarenta o cincuenta mil años poblaban el Litoral del NORTE DE ESPAÑA, eran los primeros Escitas o Eskitas, conocidos entonces con el nombre de ESKALANTES y cuyos descendientes directos los ESKALÁS = ESKALÉS son aquellos a los que hoy conocemos como KALÉS y cuya lengua sigue respondiendo al nombre de KALÓ, por aféresis de su primitivo nombre: ESKALÓ…

Aquellos ARIANOS, ARANZANOS, ARMENIOS o ARIOS que se reconocían descendientes de ARÁN (Adán), son los Antepasados directos de los Asturianos, Gallegos, Castellanos, Baskos y Nabarros y de ahí el que la Serranía Central asturiana que se yergue imponente junto a la ciudad de Oviedo, responda al nombre de ARAMO, por lo mismo que es ARALAR la más Sagrada de las montañas nabarras y ARANZAZU de las gipuzkoanas… Y es que, si nuestra ignorancia sobre la Prehistoria no fuera tan abrumadora, hace ya mucho tiempo que habríamos caído en la cuenta de que todos esos topónimos y gentilicios derivados de la raíz ARAN-, no son otra cosa que uno de los más remotos e ilustres nombres del Archipiélago de la ATLÁNTIDA y de sus pobladores, diseminados primero por la Cornisa Kantábrica y, mucho más tarde, por Euroasia y por el Norte de África…

Porque todo esto es así, existe una Tierra de ARÁN en la Isla de Hibernia o Irlanda, en uno de los últimos territorios poblados por las gentes del Kantábrico, ya en el desenlace de la Última Glaciación. Y por eso es EIRE el nombre gaélico de IR-LANDA, así como O´HARA uno de los más rancios apellidos irlandeses, ostentado hace poco por una de las Mujeres más bellas de la Historia de la Humanidad: Maureen O´Hara. Poco podía imaginar la más hermosa de todas las Actrices de la Historia del Cine, que procedía del Norte de España y que tenía una nada remota ascendencia JITANA… Exactamente igual que otra excelsa actriz norteamericana, de conocido origen español: Margarita Cansino, alias Rita Hayworth…

Una de las pruebas más monumentales del origen kantábrico de los antiguos EGIPCIOS, nos lo proporciona el hecho de que denominaran ARAMÚN  a las PIRÁMIDES, viniendo a reconocer de este modo que la construcción de este tipo de edificios, monumentales y sagrados, la habían aprendido de sus antepasados IBÉRICOS los ARIANOS o ARAMANIOS…

En orden a descubrir la ascendencia concreta de los antiguos Egipcios que llamaban ARAMÚN a las PIRÁMIDES, os sugiero que valoréis la analogía de ese nombre con el de la imponente Sierra asturiana de ARAMO, así como con la palabra castellana PÁRAMO, que utilizamos para referirnos a los cerros amesetados que tanto se prodigan en la geografía castellana…

Será bueno que en este punto de mi relato y pensando en mis lectores menos asiduos, deje constancia de que ya desde el año 1984 y merced al estudio de la Toponimia, llegué a descubrir que ARMENIA había sido uno de los primitivos nombres del NORTE DE ESPAÑA… Años después y en mis indagaciones en la Biblioteca Nacional, llegué a saber que las más viejas fuentes históricas localizaban en ARMENIA la CUNA DE LA HUMANIDAD… Y muchísimo más tarde (y en un libro de Mapas antiguos que me regaló mi segunda mujer, ISABEL VILÀ FASSIER), fui a descubrir un rarísimo Mapa italiano del siglo XV en el que a la PENÍNSULA IBÉRICA no se la conoce con este nombre ni con el de Hispania, sino con el de ARMENIA MAYOR…


A vueltas con los crespos JITANOS, “Padres de la Humanidad”…

Por si las pruebas precedentes no fuesen lo bastante aplastantes y elocuentes, todavía disponemos de un dato adicional, de mucha mayor cuantía, que viene a HACER BUENO el contenido completo de este Introito y de todos los que vengo escribiendo desde que en el pasado mes de Agosto se difundiese la noticia de que los análisis del ADN del Faraón TUTANKAMON y de varios de sus parientes más cercanos, habían probado que PROCEDÍAN DEL NORTE DE ESPAÑA. Razón por la cual, algunos de ellos eran PELIRROJOS…

Como PELIRROJOS fueron los primitivos JITANOS kantábricos de los que TODOS descendemos y cuyo cabello CRESPO han heredado muchos de sus sucesores hasta nuestros días… (incluidos este Introitista y algunos de sus hijos y nietos…). Todo esto es importante porque (y aquí viene ya el dato DEMOLEDOR), el nombre con el que los Egipcios denominaban a los JITANOS era nada más y nada menos que éste:

¡HARAMIS…!

Lo que por una parte demuestra que los JITANOS no procedían de Egipto (como todavía repiten muchos ignorantes) y, por otra, prueba a su vez que los EGIPCIOS sí que tenían una ascendencia JITANA… Y por eso, como ya os he contado en alguna ocasión, dieron en llamar FARAONES a sus Reyes, recurriendo a un término que tiene un origen kaló…

Resulta meridianamente obvio que fueron aquellos Jitanos kantábricos o HARAMIS los mismos que habían dado nombre a la Sierra de ARAMO y a los PÁRAMOS, así como aquellos que denominaron ARAMANZA al Macizo de Ezkaray que comparten las Provincias de Burgos y La RIOJA… Y aquí tenéis una prueba más de que todos estos topónimos significan ROJO porque el verdadero nombre de la Provincia de La RIOJA, como el de la burgalesa Sierra del ROJO, no es otro que LA ROJA… Por la sencilla razón de que el Macizo de ARAMANZA = ARANZA = Ezkaray fue el que dio origen a La Rioja…


ARÁN, en el Lenguaje…

Recordando los tiempos en que ARAMA = ARÁN era sinónimo de ROJO, los Catalanes siguen llamando ARAM a un metal tan rojizo como el Cobre… Y los Ingleses llaman IRON al Hierro (pronunciado airon), por corrupción de ARAN > ARON, porque cuando el hierro se oxida adquiere una fuerte tonalidad ROJIZA… Y el propio nombre del ORO tiene también su origen en ese antiguo nombre del color Rojo, ARÁN, que descubrimos así mismo en la tonalidad entre dorada y rojiza que es propia de la ORINA…

Y Rojo es, también, el significado de la palabra ARENA que, más que en la arena de las playas, harto blanqueadas por los rayos solares, podemos documentar en cualquier fragmento de la rojiza piedra arenisca… Lo mismo sucede con las HARINAS que nuestros antepasados producían y cuyas tonalidades ocres no tenían nada que ver con las harinas muy refinadas que hoy conocemos.

Siempre a partir de la misma raíz, llamamos ARREBOL a las tonalidades ROJIZAS que el Sol dibuja en las nubes… Así como AREOLA al cerco igualmente rojizo que rodea a las heridas y a los pezones femeninos…

Como no podía ser de otro modo, también la lengua Kaló posee una serie de términos surgidos de esta misma raíz y cuyos significados aparecen estrechamente vinculados al color Rojo. Os presento a tres de ellos: arante (sangre menstrual)…, arinté (lenteja)…, arantxí (anochecer, crepúsculo)… Que tomen buena nota todas las ARANTXAS, baskas o no baskas, de la filiación jitana de sus nombres… Lo que, de paso, nos permite identificar a la Santa Patrona de los Gipuzkoanos, Nuestra Señora de ARANZAZU, como una recreación de la inmemorial Diosa de la Noche o del Crepúsculo a la que han rendido culto nuestros antepasados desde el principio mismo de los Tiempos y de la que CRISTO = ADÁN = ARÁN no es sino la última y más moderna de sus versiones…


Los verdaderos ARAMEOS…

¿Comprendéis ahora por qué ha sido EL ARAMEO uno de los epítetos de CRISTO…?

¿Caéis en la cuenta ahora de que esa lengua ARAMEA a la que todavía hacemos referencia en expresiones como maldecir o jurar en arameo…, no era otra que la lengua KALÓ, hablada por los ARAMANIOS o ARAMIOS kantábricos a los que los Egipcios recordaban con el nombre de HARAMÍS…? (Lo que, entre paréntesis, les confiere una profunda ascendencia jitana a todos los ARUMÍS catalanes…).

Aquellos ARAMEOS = HARAMÍS del Norte de España eran los ARIMOS o ARIMASPES de los que nos hablan las viejas fuentes históricas, presentándonoslos como Gigantes que vivían en el Final de la Tierra y a los que se confunde con los Cíclopes porque gustaban de combatir con la cabeza cubierta, abriendo una única abertura en sus capuchones, a la altura de los ojos, que es la que dio origen al mito de los Gigantes dotados de un único ojo. El más célebre de ellos es Polifemo, inmortalizado por Homero en La Odisea…


Humanos con facciones pisciformes…

Todos vosotros, y muy en especial mis hipercríticos discípulos, estaréis preguntándoos qué diantre tiene que ver el apasionante y revolucionario contenido de estos Introitos 203 y 204, con JAPÓN y con los Japoneses… Pues tiene que ver, y mucho, porque si todas mis tesis son ciertas y efectivamente nuestros primeros antepasados racionales tuvieron una naturaleza ANFIBIA, entonces cae por su propio peso que todos estos Pueblos Primigenios a los que vengo rehabilitando en mis escritos, debieron tener una MUY PRÓXIMA ascendencia marina… Y aquí es donde entran en escena los JAPONESES, porque tanto ellos como sus hermanos o primos los CHINOS, los Camboyanos, Vietnamitas, Filipinos, Koreanos y Eskimales, son, entre todos los seres humanos, los que más fielmente han conservado una fisonomía inconfundiblemente PISCIFORME que constituye la más evidente y rotunda de las pruebas de nuestro muy cercano ORIGEN ACUÁTICO…

Los Pueblos Orientales, hijos de la más remota EMIGRACIÓN de los Sapiens OCCIDENTALES, son la consecuencia de la  hibridación de éstos con una de las familias Homínidas que tanto se prodigaron en otro tiempo por la geografía del Mundo Primitivo y que, establecida en los confines de ASIA, podemos deducir poseía unos rasgos muy similares a los que perviven en las facciones de todos estos Pueblos que acabo de enumerar, grandes amantes del AGUA, cuya cercanía buscan con especial denuedo, morando muchos de ellos en las riberas de los ríos e incluso en ellos mismos, en barcazas y palafitos...

En efecto, lejos de haberse extinguido como creen los Antropólogos al uso, las distintas Familias HOMÍNIDAS que, como el Hombre de Neandertal europeo, pulularon por el mundo ANTES de su colonización por el HOMO SAPIENS originario del NORTE DE ESPAÑA, se vieron asimiladas por éste hasta el punto de haber acabado forjándose a su imagen y semejanza… Aunque como quiera que la población indígena era infinitamente más numerosa que la llegada desde la remota PENÍNSULA IBÉRICA, ese MESTIZAJE no consiguió modificar sustancialmente esos rasgos PISCIFORMES que había conservado la población autóctona de los Países Orientales y que, si pudiéramos remontarnos más atrás en el Tiempo, encontraríamos también entre los propios habitantes de la Península Ibérica. De hecho, son numerosas aún en ella las personas a las que apodamos Chino o China porque tienen facciones y ojos de PEZ y Miguel Morayta, en su Historia de España escrita hace más de un siglo, nos habla de unas gentes del Pirineo Catalán que parecían, talmente, Chinos o Japoneses. ¡Y eran autóctonas! Todavía hoy, son muy numerosos los Catalanes, Aragoneses y Levantinos que tienen facciones nítidamente ORIENTALES, últimos vestigios de aquella remotísima Población de la Península Ibérica que poseía la misma fisonomía PISCIFORME de los Pueblos de Extremo Oriente…

Por cierto, observad cómo los primitivos Escitas o ESKALANTES del Norte de España, que dieron nombre a la lengua ESKALÓ > Kaló, respondían a un nombre idéntico al de los Tiburones o ESKUALOS…


El sorprendente origen de la palabra MACHO…

Supongo que os dejará tan perplejos como a mí el hecho de saber que el nombre kaló de los PECES, MACHÉ, es el que ha dado nombre a los Hombres o MACHOS. Y, por si fuera poco, ese Maché es una variante de la forma originaria, MASCHÉ, que resulta ser, a su vez, el precedente del castellano MASCULINO… De donde se infiere que ha sido la lengua KALÓ la que ha prestado estos términos al Latín y demás lenguas romanzes.

Los empecinados que se niegan a aceptar que el ESKALÓ (Kaló) y el EUSKERA son dos formas de la misma lengua, van a tener que empezar a rendirse a la evidencia de que JITANOS y BASKOS fueron otrora el mismo Pueblo, al descubrir que ese MASCHÉ de los Jitanos para denominar a los PECES, es idéntico a todas estas palabras baskas…:

maskar (pez de río), mazkar (lamprea de río), maskor (concha), maskurio (chirlo de mar), muskar (lagarto)…

Y para que quede muy claro que JITANOS y BASKOS dieron origen a todas las lenguas europeas, vamos a ver cómo la huella de todos esos nombres reaparece en una palabra catalana y en una alemana, MUSCLO – MUSCHEL, para denominar a los mejillones…

(¡Cuántos millares de evidencias están proclamando a gritos que los ALEMANES y los CATALANES son exactamente el mismo Pueblo…! Desarrollé esta revolucionaria tesis en mi libro Tarragona, Madre del Mediterráneo, al demostrar que fueron los Catalanes quienes colonizaron la Cordillera de los Alpes y todo su entorno…).


Los ARIOS eran ANFIBIOS…

¡Qué necios fueron los NAZIS al no haber caído en la cuenta de que la raíz ARIA- / ARIO- que ha protagonizado este Introito, procedía del NORTE DE ESPAÑA…! Incluso ha existido un pueblo llamado ARIO en la vertiente meridional de la burgalesa Sierra de Oña, junto a la que, por cierto, existe una Montaña denominada BERLINA…

Bueno, pues por lo mismo que todos los MACHOS debemos nuestro nombre a los PECES, detrás de la Raza ARIA y de la raíz ARANZA- que hemos venido estudiando en las páginas precedentes, se esconde igualmente la memoria de nuestro nada lejano ORIGEN MARINO… Pensad, si no, en el parentesco entre aranza y el nombre de un pez, el arenke… O, mucho más rotundo todavía, en el nombre de los PECES en la lengua baska: ARRAIN…

De todo lo cual se deduce que los primeros ARRANOS, ARIANOS o ARIOS se sabían originarios del MAR y descendientes de unos seres como nosotros pero que vivían una parte del día en las aguas y el resto fuera de ellas, en las horas centrales del día y en busca del abrigo y confort de los rayos solares…

Bueno, pues si el verdadero nombre de EVA fue ALBA (= Agua) y ADÁN es una corrupción de ARÁN (que como acabo de probar, es sinónimo de PEZ…), entonces no nos quedará más remedio que rendirnos a la evidencia de que la Biblia, al pretender que todos los Seres Humanos somos descendientes de ADÁN y de EVA, está documentando de forma clara e inapelable que TODOS LOS HUMANOS SOMOS HIJOS DE LOS PECES. Cosa que resulta absolutamente obvia y diáfana para cualquiera que tenga dos dedos de frente… (Lo que, obviamente, excluye a los darwinistas y a los “antropólogos”…).

A los habitantes de la Costa Oriental de la Provincia de Santander, en la antigua BIZKAYA, se les sigue conociendo con el nombre de PEXINOS…, que es un viejo nombre castellano de los PECES… ¿Y queréis decirme qué es lo que distancia al nombre de BIZKAYA de la palabra PESCADO…?

El equivalente de ADÁN en la Mitología Oriental responde al nombre de FUSHÍ que, como veis, es un calco del nombre inglés de los PECES: FISH. Bien, pues para que no quepa la menor duda de que todo ha sucedido como os digo, resulta que existen antiguas representaciones chinas de ese FUSHÍ en las que, al igual que su pareja Nukua, se nos muestra con escamas y luciendo una hermosa e inconfundible COLA DE PEZ… Y este simple dato ya demuestra, inapelablemente, que los Pueblos ORIENTALES y los OCCIDENTALES compartimos un origen cultural y racial IDÉNTICO…

O sea que la ARISTO-cracia de la Humanidad la integramos todos aquellos que nos sabemos y reconocemos HIJOS DEL MAR… Porque, queridos todos, ha sido ÉSTA y no Dios ni los extraterrestres la que nos ha hecho Inteligentes… Como a los CASTORES, los DELFINES, las NUTRIAS o las BALLENAS, que son, junto con nosotros, los animales MÁS INTELIGENTES DEL PLANETA… ¡Y no los jodidos simios de Mister Darwin!