Manual Instrucción Cósmica

La Humanidad nació a orillas del Kantábrico

Ratio:  / 6
MaloBueno 

A lo largo de la historia de la Humanidad, todas las culturas hegemónicas han hecho lo indecible para presentarse ante los demás Pueblos como las más Nobles, las más Ilustres… y las más Antiguas… La sucesión de cunas de la Humanidad se ha hecho así interminable, habiendo pesado siempre más, en estas disquisiciones, los sentimientos e intereses nacionalistas o raciales, que el puro y escrupuloso espíritu científico por esclarecer el anacrónico enigma de los orígenes del ser humano. 
 

Por Jorge Mª Ribero Meneses


Con tantos países (Asiria, Babilonia, Persia, Egipto, Judea, Grecia, Roma… e incluso China La India) presentándose como Matrices de la Civilizaciónmi labor de RECONSTRUCCIÓN de la primera historia del Ser Humano, choca frontalmente con todas las FALSEDADES que ha consagrado la Historia, convirtiendo mi Descubrimiento de la CUNA KANTÁBRICA DE LA HUMANIDAD en el más conflictivo, antipático y polémico que jamás se haya realizado. Porque hiere profundamente a la mayoría de los países del Mundo…, y porque le viene grandísimo a una nación como ESPAÑA que es, sin lugar a dudas, la más acomplejada del Planeta.

  

Y a todo eso se suma el que vivimos todavía bajo los efectos de la Segunda Guerra Mundial, en lo que se refiere a la exaltación de la Superioridad Racial del Pueblo Ario y a la determinación germana de borrar del Mapa a los Pueblos Judío y Jitano… De ahí el que todas las Naciones del Mundo hayan asumido encantadas la PATRAÑA concebida por el biólogo inglés Charles Darwin, en relación con el origen africano y SIMIESCO de la Humanidad. Para decirlo más claro, la SANDEZ concebida por Darwin y adoptada por la Antropología contemporánea, les ha venido pintiparada a todos los Estados del Planeta, no sólo para CASTIGAR la soberbia germana, sino para conjurar cualquier futuro brote de racismo en ese mismo sentido o en el adoptado por los Anglosajones, con su feroz discriminación racial en Sudáfrica y en los Estados Unidos y con episodios tan repugnantes como los protagonizados por el KU-KUX-KLAN en este último país, a lo largo de las décadas de 1950 y 1960…

 

¿Es concebible que sea la POLÍTICA la que, en aras de sus particulares conveniencias, sea la que determine y establezca el punto del Planeta en el que nació la Humanidad? ¿Y resulta admisible que los Científicos, que viven a cuerpo de rey de los sueldazos que los Políticos les asignan, acaten dócilmente los designios de éstos, diciendo amén a las Patrañas políticamente correctas en vez de empeñarse en la siempre ardua, sacrificada y arriesgada BÚSKEDA DE LA VERDAD…?

 

Si los millares de huesos de homínidos africanos les dejasen ver a los antropólogos el bosque de nuestro pasado, hace ya tiempo que habrían caído en la cuenta de que la tesis de la supuesta africanidad del Homo Sapiens falla por su propia base, huérfana de todo refrendo histórico, de lógica y, por supuesto, de la más elemental evidencia.

 

Del hombre de Neanderthal (el menos irracional de todos los homínidos), apenas existe rastro en África. Y de nuestro antepasado directo el hombre de Cromagnon, una huella levísima, anecdótica, que ni remotamente puede compararse ni en antigüedad ni en intensidad con la que se ha descubierto en Europa. Lo que no es óbice para que ciertos especialistas estén tratando de acreditar unos supuestos restos africanos del homo sapiens, con más de cien mil años de antigüedad. Restos que pertenecieron a unos individuos que se hallaban mucho más próximos a los homínidos más evolucionados que a los genuinos sapiens. Y ello reza exactamente igual para todos los individuos descubiertos en Palestina y en los que algunos, con intenciones capciosas muy fáciles de adivinar, quieren ver a nuestros primeros ancestros plenamente racionales. Como si no estuviera ya perfectamente claro que cualquier hallazgo de nuestros verdaderos antepasados, tiene que verse necesariamente homologado por esas creaciones artísticas que son las que, por encima de todo, constituyen la marca de fábrica de nuestra especie.

 

¿Dónde están esas obras de arte creadas por los primeros sapiens africanos o palestinos, capaces de competir en número y en antigüedad con las gestadas por los cromagnones europeos? Ocioso es decir que en parte alguna, porque NO EXISTEN. ¿Dónde se encuentra la cuna del Arte Paleolítico? En el Área kantábrica y del Sur de Francia… ¿Dónde el origen de la Arquitectura? En los monumentos megalíticos ibéricos y franceses. ¿Dónde los principales asentamientos y más antiguas dataciones del Homo Sapiens? En ese mismo contexto geográfico. ¿Dónde el esbozo de Carta geográfica más antiguo descubierto hasta el presente en el mundo…? En este caso, en una cueva de Nabarra

 

 

La Sedimentación Cultural: un concepto CLAVE

 

Si como reza el dicho popular, el movimiento se demuestra andando, la verdadera RACIONALIDADen cualquier ser vivo sólo se demuestra CREANDORacionalidad es sinónimo de Creatividad y por mucho que traten de confundirnos quienes se empecinan en presentar como hombres modernos a homínidos más o menos evolucionados descubiertos en África y en Palestina, lo cierto es que los yacimientos con manifestaciones artísticas dignas de tal nombre, brillan esplendorosamente por su ausencia por dichos pagos. NADA en África y NADA en Palestina ni en todo el Oriente Cercano, hasta que la Cultura Neolítica eclosiona en éste con fuerza inusitada y de forma totalmente inopinada..., evidenciando que se trataba de una cultura novísima, modernísima, importada de otra región de la Tierra. Porque, ¿en qué cabeza humana cabe que pueda surgir una cultura prodigiosa en una zona que se encuentra dramáticamente huérfana de sustrato cultural? La Cultura no nace por generación espontánea, sino que es el resultado de larguísimos procesos de maduración y de aprendizaje que no se miden ni en siglos, ni en milenios, sino en DECENAS o CENTENARES de miles de años

 

Apréndanlo ustedes de una vez, señores Historiadores, Antropólogos y Arkeólogosse requiere de CENTENARES DE MILES de años de sedimentación cultural para que se produzcan milagros artísticos como ALTAMIRA, LA GARMA y el Monte CASTILLO (en torno a la Bahía de Santander)…, TITO BUSTILLOKANDAMO EL PINDAL (en Asturias)…, EKAIN  y SANTI-MAMIÑE (en el País Basko)… o LASCAUXNIAUX, FONT-DE-GAUME ISTURIZ (en el Sur de Francia)…

 

Sin ese período de aprendizaje, sin ese larguísimo proceso de experimentación cultural, resulta sencillamente inimaginable que puedan florecer, absolutamente de la nada, Civilizaciones como la Mesopotámica, la Egipcia, la Griega o la Romana… De donde se deduce que, careciendo estas cuatro Civilizaciones de raíces culturales mínimamente profundas, cae por su propio peso que el milagro de su explosión cultural sólo puede deberse a un fenómeno MIGRATORIO similar al que, hace sólo cinco siglos, hizo posible que la América precolombina pasase, de la noche a la mañana y tras la llegada de los Conquistadores Españoles, de la Prehistoria a la Edad Moderna

 

En efecto, lo sucedido en América tras la arribada de las caravelas españolas hace sólo 500 años, es un calco fidelísimo de lo que unos cuantos milenios más atrás aconteciera en todos y cada uno de los países a los que acabo de  referirme:  Mesopotamia BabiloniaEgiptoGreciaCretaRomaPalestina...Países que a raíz de la arribada de los Sapiens ibéricos, pasaron de golpe del Paleolítico Inferior... ¡al Neolítico y/o a la Edad de los Metales!

 

¿En qué cabeza humana cabe, vuelvo a preguntar, que pueda haber nacido la ESCRITURA en el ámbito de la antigua Mesopotamia cuando el Paleolítico Superior brilla clamorosamente por su ausencia en esa Región? ¿Aprendieron los seres humanos a escribir por inspiración divina? Porque de no haber sido por esta vía, ya me dirán ustedes cómo es posible que los cuatro zenutrios neanderthaloides que poblaban Mesopotamia, Palestina & Cía. hace diez mil años, pudieran haber sido capaces de violar todas las leyes de la evolución, pasando directamente de labrar burdas herramientas de piedra a realizar escritos primorosos sobre papiros, madera o arcilla.

 

¿Cómo es posible que este tipo de razonamientos inspirados en el más elemental sentido común, no se hayan hecho jamás en la modernísima historia de la Arkeología? Porque, si se hubieran realizado, la hipótesis de la filiación asiática de la Civilización se habría venido estrepitosamente abajo un segundo después de haber sido formulada. Y es que esa hipótesis sólo podía mantenerse en las épocas, cercanísimas, en que se atribuía a nuestra especie una antigüedad de alrededor de 5000 años, creyéndose a pies juntillas que fue por aquellas fechas cuando Dios decidió crear al ser humano, con arcilla y a su imagen y semejanza...

 

 

El MUNDO PRIMIGENIO…

 

Ni la Filología ni las viejas fuentes documentales han merecido hasta la fecha la atención y el respeto de la Arkeología, siendo esta actitud de menosprecio la que en muy buena medida justifica el marasmo en el que hoy se encuentran los estudios sobre nuestro pasado. Así, la ciencia moderna -caracterizada por su pretencioso desdén hacia el Saber tradicional- ignora sistemáticamente todo el impresionante cúmulo de informaciones, exhaustivas y minuciosas, que nos han legado todas las sociedades primitivas en relación con su ascendencia. Informaciones que no rememoran la historia particular y local de cada uno de esos pueblos, sino su devenir más remoto vivido en aquella época en la que la Humanidad compartía aún un mismo y minúsculo solar en el NORTE DE ESPAÑA. Ésta era la única clave que podía conducir a la reconstrucción de nuestros verdaderos orígenes y la Arkeología, al haberla ignorado, se ha condenado a sí misma a vagar indefinidamente por las extensas y estériles estepas de la especulación. O, lo que es lo mismo, de la IGNORANCIA.

 

Todas las fuentes históricas tradicionales se muestran unánimes a la hora de reconocer, tanto la identidad de nuestros orígenes como el hecho de que éstos se han desarrollado en un punto muy concreto de la geografía universal, al que unos recuerdan con el nombre de Paraíso, otros de Atlántida, otros de Hespérida, otros de Libia y otros, en fin, de TrezeniaEtiopía EskitiaBarbaria, FrigiaEgiptoEritrea... Unos topónimos que, en contra de lo que se ha venido dando por supuesto, no hacen referencia a las regiones del mundo moderno que hoy los ostentan, sino a algunas de las más comunes denominaciones con que fuera conocida la reducida comarca de la geografía kantábrica en la que se gesta la Humanidad inteligente o sapiens.

 

 

ARAMÁN y los primeros EGIPCIOS

 

Es pues en este contexto en el que deben situarse noticias tan extraordinariamente importantes como aquella que nos ha legado uno de los más antiguos historiadores españoles conocidos, Pomponio Mela, nítidamente referida a ese Mundo Primigenio al que acabo de referirme:

 

Los Egipcios, que son los hombres más antiguos del mundo, recuerdan en sus archivos y escrituras que desde que hay Egipcios, todas las constelaciones han hecho cuatro veces su curso y revoluciones y que el Sol se la puesto ya dos veces en el lugar en donde sale.

 

Más allá de la exactitud de esa crucial información de Pomponio Mela en relación con los hoy científicamente probados cambios en la polaridad de la Tierra, del enunciado de sus palabras se desprende la doble evidencia de que la civilización humana es extraordinariamente remota y de que ha tenido que existir un EGIPTO distinto al que hoy conocemos. Porque la Prehistoria del Egipto africano es enormemente pobre, por no decir que INEXISTENTE. Egipto no nace para la Historia hasta la época neolítica. Léase, hasta ayer mismo. Por ilustrarlo con un ejemplo, la pintura rupestre egipcia, paupérrima y muy moderna, constituye una copia moderna de la pintura levantina ibérica, al tiempo que una caricatura de la que 40.000 años ANTES se gestara en el Norte de España y el Sur de Francia. De donde se desprende que esa civilización prodigiosa que documenta el ESPAÑOL Pomponio Mela, al referirse a los antiquísimos conocimientos astronómicos de los Egipcios, tiene que haberse desarrollado en el único ámbito del planeta -desde la cuenca del Hebro hasta la del Dordogne- en la que puede constatarse la existencia de una cultura digna de tal nombre, como mínimo desde el arranque del Paleolítico Superior hace alrededor de 40.000 años.

 

De todos modos y por si la evidencia no resultase lo bastante explícita, contamos además con el testimonio de documentos egipcios que zanjan definitivamente la cuestión. Tal es el caso de un papiro del reinado del faraón Sent -lo que nos retrotrae al año 4571 antes de nuestra Era- en el que se da noticia de una expedición realizada al País OCCIDENTAL en el que habían morado los Egipcios hasta hacía 3.500 años. Ese país es conocido con el nombre de AMENTI (por síncopa de ARAMENTI) y se le conceptúa como la morada del dios Gem-Min, el Señor del OccidenteDe donde se infiere que los Egipcios emigraron de algún lugar del Norte de España hace exactamente 10.000 años. Una fecha que, casualmente, coincide con el deshielo generalizado tras la última glaciación, así como con la catástrofe natural que habría de poner fin a la civilización atlántica documentada por Platón, Teopombo, Makrobio y Diodoro de Sicilia. Y ya os he contado en sucesivos Introitos cómo el ARAMENTI de los Egipcios sigue siendo reconocible, todavía hoy, en la Toponimia, leyendas y tradiciones de la Sierra de ARAMO, en Asturias, y de la de ARAMANZA = ARIMANTE o Ezkaray, compartida por Burgos y La Rioja, y en cuya vertiente septentrional se encuentra la antigua Diócesis alabesa de ARAMENTIA  ARMENTIA… Como veis, “tres buenas patas” para el “banco probatorio” de la presencia del Paraíso egipcio en el NORTE DE ESPAÑA…, en donde, algo más al Este y ya en pleno Pirineo catalán, nos encontramos con el Valle de ARÁN

 

Y os recuerdo que la Biblia ubica el PARAÍSO TERRENAL en una región denominada ARÁN, por corrupción obvia de ARAMÁN, que es la forma documentada en los Libros Sagrados de los Antiguos Persas…

 

En suma, que bastaba con prestar algún crédito a las ricas fuentes históricas de la Antigüedad, para llegar a localizar, sin ningún equívoco posible, el punto desde el cual la Humanidad se dispersa a lo largo de todo el Paleolítico Superior y, muy especialmente, en el epílogo de éste hace alrededor de diez milenios. Un momento en el que, casualmente, van a aparecer en la escena histórica todas las MODERNÍSIMAS culturas del Mediterráneo oriental.

 

Otra vía de conocimiento respecto a nuestro pasado la proporciona el Lenguaje humano. Por ella han discurrido principalmente mis investigaciones. En efecto, cuando los arkeólogos efectúan una calicata en el terreno con el fin de estudiar el subsuelo, se encuentran con varios sustratos previos en los que han quedado plasmadas todas las secuencias del devenir humano. Así ocurre con el lecho aparentemente muerto y estéril del Lenguaje: bajo él se suceden innumerables estratos cuyo estudio conduce, sin solución de continuidad, hasta los más remotos estadios de la existencia humana. Porque el hombre no ha dejado de utilizar el Lenguaje desde que existe y esa existencia, por lo que se refiere a nuestra propia línea evolutiva, se mide no en decenas de miles sino en MILLONES de años. Lo que convierte al lenguaje humano en la única herramienta infalible para interpretar y reconstruir el pasado de la Humanidad.

 

De todo lo cual se deduce que se han invertido los términos al excavar primero y elaborar teorías después a partir de lo descubierto. Hay que investigar primero en profundidad, a través del Lenguaje y de las viejas fuentes históricas, y recurrir a la remoción del subsuelo sólo cuando se han alcanzado unas conclusiones consolidadas y coherentes. Y las consecuencias de ese error garrafal de planteamiento, bien a la vista están. Los Antropólogos siguen dando brincos de un continente a otro en busca de nuestros orígenes, huérfanos de MÉTODO alguno y dejándose guiar, solamente, por el rastro desordenado y caótico que les van trazando los hallazgos de fósiles de homínidos que van apareciendo por doquier a lo largo y ancho del Planeta. Porque, confirmando que los Homo SAPIENS descendemos de un tronco genético hasta ahora desconocido, que nació y evolucionó a orillas del Litoral Kantábrico, los hallazgos de restos de Sapiens por el Mundo, brillan literalmente por su ausencia… Pero recuperemos esas impresionantes y reveladoras palabras de Pomponio Mela que acabo de daros a conocer…:

 

Los Egipcios, que son los hombres más antiguos del mundo

 

El día en que os desvele quiénes eran esos Egipcios a los que se refiere Pomponio Mela (que, por cierto, era ESPAÑOL…), os vais a quedar PETRIFICADOS. Aunque mis lectores más aventajados, juzgando por el contenido de mis últimos Introitos, seguro que ya imagináis por dónde van los tiros…  

 

De todos modos y para que no tengáis que imaginar demasiado, os refrescaré la memoria recordando lo que puede leerse en eDiccionario Infernal de M. Collin de Plancy, cuya traducción de la edición francesa vio la luz en Barcelona en el año 1842:

 

Seguramente que no habrá nadie que no haya oído hablar de los Gitanos y de las bandadas de vagabundos que bajo los nombres de GITANOS, VIZCAÍNOS EGIPCIOS divagan por la Francia, la Alemania y la Holanda con el objeto de decir la buena ventura. Los Holandeses les llamaban HEYDEN y otros pueblos les daban otros nombres tan mal fundados como éste… 

 

Bien, pues en espera de que os aporte ese dato que os dejará a todos PETRIFICADOS, quedaos por ahora con lo siguiente: hace MENOS DE DOS SIGLOS, todavía eran INDISTINTOS los gentilicios GITANOS, VIZCAÍNOS y EGIPCIOS 

 

El ROJO y el Negro…

 

Hace ya varios años que en uno de mis numerosísimos libros sobre estas materias, demostré de manera inapelable y a través de la Filología que los nombres de EGIPTO y del río NILO significaban OCCIDENTE… ¡Ya me diréis lo que el Egipto norteafricano tiene de Occidental! 

 

Por si fuera poco, sabemos también que el primer nombre del río NILO fue ASTABORAS y que este término, tan afín a ASTURIAS, significaba OCCIDENTE… Y consta, también, que posteriormente el NILO fue conocido como Río OCCÉANO… ¿Se puede decir más claro que EGIPTO estaba en Occidente y que el primer NILO no fue otro que la Mar OCCÉANA Mar OCCIDENTAL?

 

Desde tiempos inmemoriales, al Extremo OCCIDENTAL del Mundo Conocido se le ha identificado con los colores ROJO negro… ¿Por qué escribo ROJO en mayúsculas y negro en minúsculas…? Pues muy sencillo: el color que SIEMPRE ha servido para identificar al OCCIDENTE, ha sido el ROJO. Por eso las palabras OCCÉANOOCRE OCASO/OCCIDENTE, comparten una misma raíz, que permite reconocer su origen común y su pertenencia a una misma familia. Como quiera que el Occidente se identificaba también con la MUERTE (por aquello de que se pensaba que el SOL moría cada noche en las aguas del OCCÉANO y a la hora del crepúsculo…), de ahí el que a los muertos se les conozca también como OCCISOS

 

Y a todo esto, como la llegada de la Oscuridad abocaba al OCIO a los seres humanos, de ahí el que esta última palabra pertenezca a esta misma familia. Bueno, pues ocioso es decir que toda esta fábula sobre el Rojo y el OCASO tiene su origen en la tonalidad intensamente ROJIZA que adquieren el Cielo y las aguas del Occéano a la hora del crepúsculo… Tonalidad OCRE que nuestros Antepasados atribuían a la SANGRE que el Sol proyectaba por doquier cuando se producía su muerte cada atardecer… Y aquí es donde aparece el color Negro por partida doble, por una parte porque las Tinieblas eran la consecuencia de la muerte del SOL y, por otra, porque todos hemos sido testigos de cómo la sangre coagulada va adquiriendo un color MORADO/NAZARENO que, con el decurso del tiempo, acaba convirtiéndose en NEGRO… Y esto sucede con la Sangre y, también, con los tejidos de color MORADO que, con el decurso de los siglos, acaban pareciendo NEGROS

 

 

El color PELIRROJO y el verdadero NAZARENO…

 

Si a todo esto le sumáis el hecho de que los pobladores del Norte de España (JITANOS = ASTURES =BIZKAÍNOS  EJIZANOS EGIPCIOS), eran PELIRROJOS, podréis entender mucho mejor el enaltecimiento que estas Gentes hicieron de un color que, no sólo era el de la Divinidad a la que adoraban sino, también, SU PROPIO COLOR. El de sus CABELLOS y también el de su Piel, desde el momento en que la piel de las personas de tez blanca adquiere una tonalidad intensamente ROJIZA cuando se expone a los rayos solares… Cosa habitual en nuestros Antepasados que, como resulta obvio, pasaban la mayor parte de su vida a la intemperie…

 

Como uno de los rasgos más característicos de los Españoles de antaño era el color PELIRROJO de sus barbas y cabellos, se entiende bien que las gentes del Sáhara y de otros territorios norteafricanos colonizados por Españoles, conocieran a éstos no con este nombre sino con el sorprendente gentilicio de NAZARENOS, que está proclamando A GRITOS cuál es la verdadera filiación de la figura mítica de CRISTO

 


Aparte de que el topónimo Nazareth también procedía de España y que la ciudad riojana de Nájera respondió antaño al nombre de NÁZERA, olvidaos para siempre de la estupidez de que CRISTO era conocido como NAZARENO porque había nacido en Nazareth… Y la prueba concluyente de ello os la ofrece el hecho de que NAZARENO fuera sinónimo de ESPAÑOL…

 

 

No, CRISTO era “El Nazareno” por el color ROJIZO de sus cabellos y de su barba y porque, como Dios que era del País del OCASO del FINAL DE LA TIERRA, su figura se encuentra estrechísimamente relacionada con el color ROJO

 

Los cabellos PELIRROJOS que eran característicos de los Pueblos Kantábricos y que legamos a nuestros descendientes más cercanos (Británicos y Escandinavos), parecen haber llamado poderosamente la atención de las gentes de otras latitudes, a tenor de todo cuanto os he venido contando desde el pasado verano, en relación con las Embajadas que llegaban de todo el mundo a nuestro suelo, en busca de hombres y mujeres cuyos cabellos PELIRROJOS acreditasen su pertenencia a la RAZA PRIMIGENIA. Tal fue el caso, como ya vimos, de buena parte de los FARAONES EGIPCIOS

 

¿Por qué las Naciones de la Antigüedad elegían como REYES a hombres PELIRROJOS? Pues lisa y llanamente, porque se les consideraba DESCENDIENTES DEL DIOS DE OCCIDENTE. Léase, de CRISTO

 

Leed con mucha atención esta estrofa en gallego que me ha enviado nuestra buena amiga gallega, LAURIÑA   y que resume maravillosamente la cuestión:

 

SANTO CRISTO DE FISTERRA

SANDO DA BARBA DOURADA

VEÑO DE TAN LONXE TERRA

SANTO POR CHE VER A CARA

 

Más claro no se puede decir que las gentes de tierras lejanas PEREGRINABAN al FINAL DE LA TIERRA para POSTRARSE y rendir pleitesía al DIOS DE OCCIDENTE O, lo que es exactamente lo mismo, al SANTO CRISTO de la BARBA DORADA

 

 

El color OCRE, de CRISTO

 

Todavía hoy y en tierras del FINISTERRE de GALICIA (y de la propia CASTILLA…), existen imágenes de CRISTO en las que se representa a éste con CABELLO y BARBA DORADOS…, RUBIOS. Pues bien, si pudiéramos remontarnos mucho más atrás en el tiempo, nos encontraríamos con CRISTOS de cabellos PELIRROJOS que harían buena la identificación que siempre ha existido entre los términos OCRE OCASO… Y si no, valorad la homonimia existente entre las palabras siguientes…:

 

(Nota: escribo las palabras que siguen con para no confundiros, pero su verdadera grafía es con K…)

 

OCRES: tonalidades ROJIZAS que adquieren el SOL y el OCCEÁNO a la hora del Crepúsculo…

 

OCAN: nombre del SOL en la lengua KALÓ (la más antigua de la Humanidad); mis estudios al respecto me han permitido demostrar que este OCA es síncopa de OKRAN

 

CRES-púsculo: forma primitiva de la palabra Crepúsculo

 

CRETA: tierra arcillosa de color ROJO y, también, uno de los nombres de la ISLA del País del OCASOen la que nació la Humanidad…

 

CRISANTEMOS: flores AMARILLAS, del color del SOL… 

 

KRIZNEJA = Crisneja: trenza que nuestros Antepasados urdían con sus cabellos PELIRROJOS.  Notad cómo aquellas rojas  KRIZNEJAS, han dado nombre a las no menos rojizas CRINES de los CABALLOS… 

 

CROSTA  >> costra: la que forma la SANGRE al coagularse en contacto con el aire…

 

CRUSTÁCEOS: familia de seres acuáticos que cubren su cuerpo con CROSTAS de tonalidades rojizas…

 

CRESTA: la ROJIZA que distingue y enorgullece a los gallos…

 

KRÁSTER >> CRÁTER: la boca ÍGNEA y por ende encendidamente ROJA de los VOLCANES…

 

KRESTONA  >>  CRETONA: antiguo nombre de los tejidos de colores OCRES-ROJIZOS-MORADOS-NAZARENOS con los que tradicionalmente se ha vestido a las imágenes de CRISTO

 

CRESTONIOS: uno de los gentilicios de los Pueblos que moraban en  el FINAL OCCIDENTAL del Mundo Conocido, caracterizados por las tonalidades OCRES y ROJIZAS de sus barbas y de sus cabellos… Resulta meridianamente obvio que estos CRESTONIOS son los mismos a los que más tarde acabaría conociéndose como CRISTIANOS, porque ya va siendo hora de que nos enteremos de que CRISTIANO fue UN GENTILICIO, mucho antes de que se convirtiera en el nombre de los fieles devotos de la Religión Cristiana…

 

Aunque os parezca mentira, la existencia de esta impresionante FAMILIA onomástica, de tan formidable TRASCENDENCIA HISTÓRICA, ha pasado desapercibida hasta hoy para todos los Filólogos del Planeta. Y habiéndose desconocido todo esto (que sois los PRIMEROS en conocer), nadie ha caído en la cuenta, tampoco, de que los nombres de la CRUZ y de CRISTO se integran también en esta misma familia, probándose con ello que ambos están relacionados con los colores ROJO-DORADO que son propios del SOL de PONIENTE

 

¿Recordáis las CRUCES en llamas de los fanáticos del Ku-Kux-Klan…? ¿Sabéis que existe una Cofradía de la Semana Santa de Valladolid (la de La Piedad), cuyo símbolo o insignia es una CRUZ de color intensamente ROJO…? ¿Y sabéis, también, que este ATEO profundamente CRISTIANO que os escribe, tiene dicha CRUZ como su insignia predilecta, luciéndola habitualmente en sus trajes…?

 

Bien, pues como refrendo para cuanto antecede y pensando en aquellos irreductibles que se negarán a admitir que KRISTO significa, simplemente, ROJO, voy a aportaros dos pruebas demoledoras:

 

1. La primera nos la proporciona la lengua griega, que denomina KRESOS al color ÁUREO o DORADO, pero que antes designó al color OKRE

 

2. Y la segunda prueba nos la aporta la lengua KALÓ que, demostrando ser la más antigua del Planeta, no conoce a CRISTO con esta forma, relativamente moderna, sino con la primitiva:

 

CRESORNÉ es uno de los nombres jitanos de CRISTO

 

Este dato tiene una trascendencia incalculable, porque este nombre, KRESORNÉresulta ser idénticoal del PRIMER REY mítico de España, Jerión KRISAOR = KRISAURO = KRESOS… Y es que KRISTO,KRESOSKRESORNÉ JERIÓN, no son otra cosa que antiguos nombres del SOL DEL OCASO… O, lo que es lo mismo, del ÍGNEO ASTRO cuyo FUEGO había traído la VIDA a nuestro planeta. Porque nuestros antepasados estaban firmemente persuadidos de que la VIDA había llegado a la Tierra a través de algún cuerpo estelar que había caído en el MAR, en el entorno inmediato de la PENÍNSULA IBÉRICA. Por eso es BERIAH (variante de IBERIA), el nombre hebreo de la CREACIÓN, y por eso ha sido el nombre hebreo de España, SEPHARAD, el que ha dado nombre a la primera parte de la BIBLIA, en la que se describe la CREACIÓN del Mundo y del ser humano por Dios: SEPHER

 


Os hago notar que la palabra CRISOL, sinónimo de MATRIZ, pertenece a esta misma familia de términos del Lenguaje que acabo de descubriros, relacionada toda ella con el antiguo País del OCASO del NORTE DE ESPAÑA. O sea que la palabra CRISOL constituye una prueba más, y no precisamente insignificante, de la FILIACIÓN IBÉRICA DE LA HUMANIDAD que da título al presente Introito…

 

Un asiduo lector de los INTROITOS que está dispuesto a traducir en imágenes en 3D mis tesis sobre el origen IBÉRICO y ANFIBIO de la Humanidad, ha producido un primer audiovisual que trata, precisamente, sobre la caída a la Tierra de aquel remotísimo cuerpo celeste que nos trajo la VIDA y que fue a amerizar en el entorno de una ISLA llamada ESPAÑAHESPERIA o IBERIA, que acabaría incrustándose entre África y Europa…

 

El autor de este vídeo de animación que hoy os envío, se llama JUAN LUÍS LÓPEZ, aunque yo le conozco con el alias de Iberísimo… Es un muchacho con muchísimo talento, al que le auguro un brillante futuro. Y estoy seguro de que esta primera Producción suya va a complaceros y a IMPRESIONAROS…: GRACIAS en nombre de todo el INTROITISMO, querido IBERÍSIMO.