Manual Instrucción Cósmica

El libro sagrado de la sacerdotisa de la diosa Inanna

Ratio:  / 3
MaloBueno 
Este Libro Sagrado De la Sacerdotisa está enfocado hacia las mujeres sabias de nuestro mundo, que viven para ser canales divinos en manifestación y para atraer hacia el mundo de las formas la materialización de las intenciones necesarias que guían nuestra vida a su verdadero destino

 

 

 

LUNA ÁUREA.

Dedicado a: un ángel de la guardia.

 

Nuestro Rabí Jesucristo dice: “Todo lo que pedís en mi Nombre os lo concedo”.

Mi agradecimiento lleno del amor de mi corazón al Guerrero del Arco Iris, mi compañero espiritual y el mejor hombre del mundo. Agradezco a nuestro Maestro Rabunni Jesús KRISTOS su ternura infinita.
 
 
Para conducir nuestra vida de forma consciente.

Este libro aporta las formas para ser constructoras de nuestra propia vida en unión con la divinidad, algo a lo que han aspirado todas las civilizaciones y todos los corazones que se sentaban frente al fuego del hogar, todos los corazones que han anhelado un mundo mejor, todos los corazones que han elevado sus plegarias.

Este libro contiene la magia que ya trajimos de nuestro viaje por las estrellas al venir a habitar este planeta azul esmeralda.
Cielo y tierra en conjunción caminando juntos en la realización de los sueños que conforman nuestros más elevados ideales.
Unión de lo más sagrado con los elementos de la tierra: fuego y velas, incienso y aceites, unidos a la oración que nace del corazón, son los medios para comunicarnos con los seres divinos y angelicales.

Ellos pueden atravesar estos planos al ser atraídos por nuestra llamada. 

A pesar del velo que separa nuestros planos podemos estar unidos para realizar en conjunción el plan divino en la tierra: AMOR, LUZ Y SABIDURÍA. 

Este libro cuenta también con imágenes simbólicas para acompañar en las ceremonias según la intención, para aumentar su resonancia en otros planos, representaciones de amuletos, símbolo del arcángel Rafael para salud, el pentagrama Tetragrámaton, el Anthakarana, el símbolo de OMM, etc.

Estas representaciones de alto valor espiritual sirven para acompañar los rituales ceremoniales colocándolas bajo la vela o en el centro del ritual, para colocarlas en la habitación o en la cartera para llevar esta intención con nosotros un tiempo, además de servirnos de protección ante las miasmas que hay en según qué lugares y ambientes.
Los ángeles mensajeros a los que llamamos son los encargados de llevar este mensaje hacia el Universo y hacia los seres que tienen por misión ayudar a las mujeres que se lo pedimos con confianza y sin exigir nada.

Aunque pueda parecer algo sencillo para algunas mujeres o tan ajeno para otras, la mujer que dedica su vida al sacerdocio de la Divinidad ha de estar acompañada por un corazón limpio, una mente preclara, una voluntad firme de seguir su vocación en un mundo que se resiste al cambio, ha de tener constancia, esperanza, confianza, ser honesta y tener un tesoro en su corazón: el tesoro de saber que la Voluntad de la Divina Madre Diosa la necesita para manifestarse en este mundo.

Históricamente, a las mujeres que vivían de forma trascendente su fe y se consagraban, dentro de la Iglesias, se las llamaba santas. A las mujeres que conocían las cualidades de las hierbas medicinales se las llamaba Brujas.

La mujer que siente el sacerdocio en su vida y decide hacer de ello su vocación, la mujer que ha recibido este don en su vida en esta generación, unida a las mujeres de todos los siglos que la han precedido, ha de ser guardiana de la Llama que arde dentro de su corazón, la Llama que nos conecta con el Dios / la Diosa, y que si se apagase moriríamos para siempre; la guardiana de los secretos que dan forma a una sabiduría ancestral y eterna que quiere ayudar a esta humanidad a elevarse sobre la tierra y tomar el Poder de dirigir al ser humano hacia su destino más elevado, hacia la liberación de todo karma para pasar a morar en planos en los que nuestras almas vivan la verdadera esencia para la que fueron creadas.
 
Las oraciones que conforman este libro, lejos de ser complicadas fórmulas , tienen la dignidad y la sencillez de ser dirigidas con humildad a los Seres Divinos que realmente están dando todo su amor y servicio a esta humanidad por vocación, a todos los Maestros y Maestras espirituales que están más cercanos a nosotros.
La verdadera mujer sacerdotisa sabe que debe rendir su corazón y su vida a la Voluntad divina, pedir y conformarse después a la respuesta del Universo y de la Jerarquía espiritual, y dejar que la sincronía y el ritmo de la Divinidad vayan conformando la realidad y su propia vida. Confiando en la Sabiduría infinita del Universo.

También hay que mencionar que un principio básico de toda creencia verdadera es el respeto por el libre albedrío, el cual por Ley divina nadie puede infringir.

 

A veces para la mujer que intenta adentrarse en el mundo de la Diosa se le puede hacer un poco confuso y sentir miedo de adentrarse en lo desconocido, pero creo que este libro muestra una camino lleno de Claridad y al que las fuerzas oscuras ni siquiera se pueden acercar, ya que todo lo que contiene pertenece a la sabiduría más profunda, verdadera y clara, y todo sin entrar en ningún momento en complicaciones estériles y ridículas.

Aunque todavía me aguardan nuevas sabidurías que alcanzar, este libro está escrito desde mi propia experiencia personal como mujer-sacerdotisa mágica, considero que la vida es magia, amo el Misterio como medio para dar luz a los anhelos de mi corazón y por el bien de mis hermanas y hermanos en la Luz.
 
Una definición sencilla de la ceremonia para mí es: oración con velas, intención sagrada. 

Ningún ser del Universo puede ignorar una oración salida del corazón de un ser humano. Toda oración recibe respuesta. Y los milagros llegan, muchas veces con un resultado diferente del que esperábamos, pero sin que quepa duda de la intervención divina.
 
Cuando una mujer sienta que está decidida a consagrase sacerdotisa, después de haber completado un sencillo proceso de aprendizaje, basado en la lectura del este "Libro sagrado de la Sacerdotisa", escrito por mi, y un cursillo intensivo, se fijará la fecha para su celebración de su vocación de sacerdotisa sagrada, y se realiza un bello ritual de lluvia de pétalos de rosa y unción de aceite.
 
Si estás interesada, es posible que sientes vocación de sacerdotisa, en el fondo e tu corazón, es porque por fin la energía de la Diosa se está manifestando abiertamente en este mundo de nuevo y nos llama a las mujeres que somos capaces de sentirla.

Durante miles de años su culto ha estado prohibido, aniquilado, perseguido, proscrito. Pero de todos es sabido que el culto de la Diosa es ancestral y han existido muchos nombres para la Diosa en todas las culturas anteriores a las tres grandes religiones monoteístas y excluyentes que dominan todavía en la actualidad la mentalidad de los pueblos: judaica, católica e islámica.
 
Debemos ponernos en acción para ofrecerle a esta Madre Divina Creadora el culto que merece y sólo para ella es posible sacar a esta humanidad del pozo de autodestrucción en el que ha estado inmersa estos miles de años desde que la energía femenina ha sido manipulada, mutilada y esclavizada. Los “hombres que esclavizaban hombres” con su insaciable afán de poder y dominación consideraron que la mujer merecía ser inferior y la han esclavizado con las trágicas consecuencias que todos podemos constatar a diario, incluso en nuestras propias carnes, y las heridas que todavía llevamos y las que hemos heredado de las mujeres de nuestras familias.
 
Sólo nosotras mismas, con ayuda de la Gran Madre Divina, somos las que hemos de transmutar las energías para una transformación mundial que salve este planeta que ya está caminando hacia su destrucción de forma irreversible
 
Todavía queda una única esperanza: Nuestra madre Divina, y nuestra unión para que la fuerza femenina cambie este mundo y lo salve.

Tú eres una mujer sabia, sientes desde niña una vocación que no sabías explicar, un sentimiento sagrado de amor que no encuentra manifestación en esta sociedad, has buscado y no has podido encontrar, un vacío que no sabes cómo llenar, unas expectativas en tu vida a las que ninguna estructura social actual ni pasada es capaz de dar respuesta. Esto es así porque tu vocación, escrita en tu alma es el de sacerdotisa sagrada, dedicada a ofrecer en el Templo esa sabiduría ancestral que está escrita en tu alma sabia y milenaria y eterna, y nunca has sabido como expresarla.

Aceptamos a todas las mujeres que son humildes, sencillas, sinceras, sabias, auténticas, fuertes, positivas, alegres, pues todas estas cualidades son el reflejo de su bello interior que se manifiesta en el exterior.


Si tu vocación de sacerdotisa te permite unirte a nosotras empieza con acudir a nuestras reuniones.
Cualquier duda o comentario que quieras realizarme es bien aceptado.
Salud, Paz, Amor y Luz 

UNA RELACIÓN CON LA DIOSA ES LA MEJOR RELACIÓN CONTIGO MISMA. 

LA DIOSA HA TOMADO CUERPO EN TI, ERES TÚ, ÚNETE A TU DIOSA INTERIOR.

ENSEÑANZAS DE LAS SACERDOTISAS


Nunca has de cobrar por transmitir a otros las enseñanzas, aunque sí para los gastos que tengas. Nosotras las sacerdotisas de Inanna somos transmisoras de esta sabiduría y la utilizamos para el servicio de amor hacia nuestro prójimo. Todas nuestras actividades se realizan con transparencia y claridad. Nuestro ideal es el amor a la Diosa como nuestro primer valor en la vida, el servicio de nuestro ministerio para la humanidad cultivando nuestro poder según la Luz que acumulamos en nuestro servicio a la Diosa y a la Tierra, y alcanzar nuestra santificación y ascensión ya en esta vida.

Nuestra misión nunca nos obliga a nada, simplemente nos guiamos por nuestra intuición y la sabiduría que sentimos en cada instante de nuestra vida.

Cualquier afán de protagonismo desautoriza a una sacerdotisa pues nuestra vocación se basa en la humildad sagrada que nunca hay que confundir con humillación absurda. Hemos de respetar siempre nuestra propia dignidad para así saber respetar la de los demás.

EL TEMPLO DE LA DIOSA
TEOGAMIA SAGRADA: Matrimonio del alma y del Cristo, un amor interminable.

EL TEMPLO A LA DIOSA EMPIEZA DENTRO DE NUESTRO CORAZÓN, Y DESPUÉS SE MANIFIESTA COMPARTIENDO UNIDAS NUESTRO AMOR A LA DIOSA MADRE TIERRA GAIA Y A LA DIOSA DEL SOL Y DE LA LUNA INANNA. UNIDAS HEMOS DE INVOCAR A LA DIOSA.

 

GRACIAS A SU PODER Y SU DIVINIDAD CREADORA Y FEMENINA PODEMOS ATRAER A LA TIERRA LA ENERGÍA NECESARIA PARA TRANSFORMAR EL MUNDO EN UN LUGAR SAGRADO, LA MISMA NATURALEZA CUYA BÓVEDA ESTÁ ALUMBRADA POR EL MISMO SOL O LA LUNA SEGÚN LAS HORAS

 

Hay lugares muy sagrados y energéticos como junto a un río, en la playa, y lugares especiales como la montaña de Montserrat, en Catalunya.

 

El templo de las sacerdotisas de Inanna ha renacido en españa, y también podemos reunirnos para invocar a la Diosa en la playa, en el campo o en un domicilio.
 
Cada una en su propio hogar ha de dedicar un ALTAR en algún lugar especial para allí centrar la manifestación de sus ofrendas, rituales-oraciones, decretos y velas a la Diosa eterna y al Gran Creador Cósmico.

 

Es un altar doméstico, que ya existían en las culturas ancestrales en las que el hogar mismo era un Templo.

En la antigüedad las mujeres más valoradas y de familias más poderosas tenían el privilegio de entrar a vivir en el Templo, y ser una sacerdotisa era un privilegio que las situaba a la altura de los Reyes. 

Ya pasó la hora de apegos materiales, ha llegado el tiempo de la Libertad para los hijos e hijas de la Gran Diosa, por ello apreciamos la sacralidad que existe en la Creación, en la misma naturaleza, y nos sentiremos mucho más felices si estamos en contacto con la tierra y sus energías sanadoras.

 

En nuestro Templo, en España, está re-naciendo este culto a una antigua Diosa que nos ofrece la oportunidad de unirnos a ella para despertar a la diosa que vive dentro de cada una de nosotras.