Manual Instrucción Cósmica

El Significado del 10-10-10

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Uno de los principales fenómenos que han estado ocurriendo ya desde hace algún tiempo es la atención colectiva y la activación de números que se producen en la vida cotidiana. Con el advenimiento de la era digital, las personas pueden ver habitualmente 11:11, 4:44, y otros números energéticos que aparecen en el reloj como parte de la observación diaria

 

Esto sirve básicamente el mismo propósito que la atención que se da a las fechas energéticas que aparecen en el calendario. Se podría argumentar que, dado que el calendario occidental actual tiene poca base astrológica, es por lo tanto arbitrario, y como consecuencia, los números y las fechas que figuran en él tienen todos un significado arbitrario, pero hay energía en los números. En las culturas donde la cuenta se realiza como “uno” y “muchos”, la energía de los números sigue existiendo aun sin un numeral simbólico que represente la energía del número en sí. Es importante o útil recordar que el número no es la energía del número, sino que más bien sirve como un símbolo de esa energía –el poder– que se contiene en él. Los numerólogos están en lo correcto cuando intentan atribuir significado a las energías de los números que se contienen en los nombres y las fechas. Habiendo llegado entonces a la conclusión de que la próxima fecha 10-10-10 (10 de octubre del 2010, que se escribe igual tanto en el calendario americano como en el calendario europeo) tiene un significado importante. Mucha gente ha estado organizando eventos y rituales de conexión para ese día. Pero ¿qué significa? ¿Cómo se manifiesta el 10-10-10 en la danza que se está tejiendo ahora a través de la historia humana?

Observen primero la exquisita simetría en el número, y la similitud con el código binario digital. Esto no es accidental. Dentro del número 10-10-10, hay un mensaje codificado que está disponible para todos los que le presten atención. No hay nada especial que tienen que hacer más que notar que el 10-10-10 parece tener algún significado. Podrían, por supuesto, desear fortalecer este significado y sus repercusiones dentro de ustedes mismos participando de un ritual privado o comunitario u otra celebración, pero esto no es estrictamente necesario. El mensaje está disponible para todos, ya sea que se entienda, interprete, o siquiera se note de cualquier manera, o no. Simplemente con estar vivo y en el planeta en este día pueden aprovechar la codificación en su interior.

El mensaje del 10-10-10 es éste: 

Han llegado a un momento en su vida, tanto como individuos como colectivamente como la masa de la humanidad, en donde el cambio ya no es evitable. Todos los que presten atención a la codificación contenida dentro de los numerales simbólicos 10-10-10 serán alineados con un cambio de frecuencia energética. Esta iniciación está disponible para todos, ya sea que haya o no conciencia de ello a nivel consciente. La iniciación ayuda a reunir los recursos necesarios para apoyar un mayor y más notable cambio más adelante. Les ayuda a recuperar el conocimiento perdido sobre su camino de vida. Les ayuda a recordar su conexión con Todo Lo Que Es. ¿Qué pueden hacer con esta información? Con sólo abrir su conciencia a los cambios que se están produciendo dentro de ustedes y a su alrededor, les ayudará con el flujo de energía necesaria para ayudar a mantener este nivel y grado de cambio. Comiencen con lo que es diferente acerca de ustedes mismos. Empiecen con la parte más fundamental de ustedes: su respiración. Presten atención a su respiración, notando la subida y bajada de su pecho, la contracción de los músculos, la entrada y salida de la fuerza vital dentro de ustedes. Pasen luego al latido de su corazón, y sientan dentro de ustedes el latido de siete mil millones de corazones, todos conectados de alguna pequeña manera al revoloteo dentro de su propio pecho. Respiración y corazón; corazón y respiración .Durante los próximos sesenta días, préstense atención a sí mismos con una simple meditación en su respiración y latido del corazón. Sepan que van a notar cambios y leves fluctuaciones con el pasar de los días, y al hacerlo presten especial atención también a todas las cosas mundanas que hacen en el transcurso del día que ahora empieza a parecer más brillante y con un mayor propósito. Al hacerlo, se dan cuenta de que el mensaje del 10-10-10 los conecta más firmemente al propósito de su alma, y descansen en el conocimiento de que están siendo apoyados por otros siete mil millones de latidos a su alrededor.

 

El domingo celebramos el día 10-10-10, un símbolo de nuevos comienzos para los que estamos muy listos. Queremos encontrar un nuevo propósito en la vida, nuevas relaciones, nuevas formas de ser y más alegría. Así que damos la bienvenida a esta oportunidad con los brazos abiertos y el corazón abierto. Los nuevos comienzos están disponibles siempre y cuando estemos dispuestos a crear un espacio para ellos, lo que hacemos al permitir que se produzcan sus finales correspondientes. Cada nuevo comienzo que pedimos es la puerta que se abre cuando otra se cierra. No podemos comenzar sin también terminar. ¿Por qué no damos la bienvenida a los finales con la misma alegría que recibimos los comienzos? Porque pensamos que implican sacrificio, sufrimiento, dolor y malestar. Cuando algo termina, tenemos que prescindir de ello, empezar de nuevo o reconocer un fracaso. Los finales nos muestran cómo las cosas no funcionaron, en dónde no pudimos lograr algo, o dónde no se cumplieron nuestras expectativas. Y los finales interrumpen el flujo de nuestras vidas, ya que nos obligan a mirar en otras direcciones, señalar nuestros defectos y trabajar en nosotros mismos. Si bien eso es lo que podemos creer, no es de eso que se tratan los finales. Los finales nos dan un cierre, confirmación y apoyo para nuestros próximos pasos. Son señales de que estamos listos para otra cosa y lo único doloroso acerca de ellos es cuando no permitimos que ocurran. Hay una ley de la física que dice que dos cosas no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Y esto es muy cierto en los finales y comienzos. Cuando pedimos algo nuevo, eso toma el lugar de algo que ya existe. Así que tenemos que soltar lo viejo para hacer sitio a lo nuevo. Eso es bastante fácil de hacer cuando es algo que no nos importa, pero cuando es importante para nosotros, el final se ha convertido en algo personal, un testimonio de lo que somos y una señal de que hemos fallado o perdido. Permitirle que termine significa que una parte de nosotros también termina, y si no estamos listos para desprendernos de ello, dejarlo ir, o tenemos juicios, entonces nuestros finales serán muy perturbadores y dolorosos. En esta fecha y en fechas futuras como ésta, porque habrá más oleadas de la energía de los nuevos comienzos a medida que se producen más cambios, abrimos más portales energéticos y nos adentramos en dimensiones superiores, se nos va a pedir que hagamos espacio para los nuevos comienzos, permitiendo que se produzcan los finales. ¿Estamos tan abiertos a los finales como lo estamos a los comienzos? Junto con cualquier nuevo comienzo que experimenten el 10 de Octubre del 2010 y después, dense el don de un final. Esto podría ser un final real, un final simbólico o una afirmación para soltar algo que saben que no les sirve. ¿Pueden ser más confiados, positivos, felices, agradecidos, seguros de sí mismos, o ser amables y apreciarse a sí mismos? Imaginen el final como cerrar la puerta que permite que entre el nuevo comienzo. Si quieren ser más seguros o exitosos, suelten cualquier culpa, vergüenza u otros bloqueos que les impidan expresar todo su potencial. Para ser felices, cierren la puerta a una experiencia infeliz que mantienen en su memoria.

Para crear amor, agradezcan por cada maestro carente de amor que han tenido, ya que su propósito fue ayudarles a encontrar el amor dentro de ustedes mismos. Para conocer su nuevo propósito de vida, acepten donde están en este momento y todo lo que han aprendido. Para estar en paz, agradezcan cada experiencia de caos y que tienen el poder de elegir las energías que se manifiestan en su vida. Abracen su nuevo potencial al darse a sí mismos el don de los finales que hacen posibles los comienzos. Muchas bendiciones en estos tiempos sorprendentes y milagrosos.