Manual Instrucción Cósmica

Cántale al ADN y recuerda Quién Eres

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Los trabajadores de la luz consagrados al estudio del ADN sabemos que es en ese 97 % de ADN “latente” que se produce la conexión interdimensional con tu ADN espiritual


 

Cántale al ADN y recuerda Quién Eres I

Por  Gabriela Gómez,  Maestra del Sonido y la  Vibración. 


Técnicamente el ADN es el ácido desoxirribonucleico que vive en el núcleo celular. Su función es contener los programas biológicos heredados: características físicas,  capacidades, aptitudes intelectuales y psicológicas. Tiene forma de hélice enroscada sobre sí misma como un cable telefónico. Fue descubierto en 1953. Recién en 2003 se decodifica el Genoma Humano o mejor dicho sólo un 3 % de él ya que el 97 % restante, el que no produce proteínas, fue llamado “chatarra” y considerado inservible. 

Los trabajadores de la luz consagrados al estudio del ADN sabemos que es en ese 97 % de ADN “latente” que se produce la conexión interdimensional con tu ADN espiritual. El ADN “espiritual” contiene tu herencia universal: tu patrón astrológico o “plan de ruta”, tus lecciones de vida, tu contrato, tu karma, tus votos, tus implantes, tus guías,  las memorias de tus vida en esta tierra, las memorias de tu recorrido cósmico, de tu herencia angélica, de tu divinidad…

Cántale al ADN y recuerda quien eres…

Desde hace años vengo trabajando y experimentando terapias vibratorias, buscando las llaves tonales o vibracionales que el humano tiene para activar sus dones.  Desde lo más pequeño de nuestro ser somos sonido. Nuestros átomos, moléculas y células vibran. Toda nuestra biología  vibra. Esa vibración crea tu resonancia única y desde esa resonancia comunicas con el Universo emitiendo y recibiendo frecuencias. El ADN “espiritual”, es vibracional y está compuesto de 12 capas que crean una trama resonante. La capa 1 es la hélice física del ADN o Genoma Humano seguida de otras 11 capas interdimensionales que esperan pacientemente que las recuerdes, las actives y las uses para evolucionar.

Cada capa del ADN está asociada a un tono pineal , a un sonido que funciona como activador. Cuando trabajamos concientemente con estos sonidos, la alquimia espiritual comienza y nuestra conciencia humana  entra en resonancia con nuestras “vibraciones superiores” o Yo Superior lo que produce un intercambio de energía e información entre ambos.  Despertar esa información es la clave de la ascensión, es la clave de la Maestría, porque es tu potencial; al activarlo apareces tu en todo tu esplendor y poder...y es lo que el Cielo espera de ti...que te empoderes, que vistas todos tus colores e irradies tu vibración de amor al Universo.

Desde su llegada en 1987  Kryon, el Maestro Magnético,  dijo: “la divinidad se encuentra en vuestro interior, en vuestro ADN. La única diferencia entre vosotros y los grandes Maestros que caminaron sobre el planeta es que ellos tenían activado su ADN.” Acto seguido comenzó a dar información sobre las 12 capas del ADN humano y a adjudicarle a cada una un nombre divino hebreo. 

Mi trabajo como Maestra del Sonido, ha sido unir los nombres hebreos a los tonos pineales correspondientes a cada capa.  Desde hace tiempo vengo trabajando con los tonos ayudando a muchos a Recordar Quienes Son. Cantar los nombres hebreos del ADN con su tono pineal correspondiente es muy poderoso y transformador ya que somos sonido y  el sonido es la manera más directa y rápida de llegar a la esencia de nuestra conciencia celular.  Nuestro ADN emite una  melodía  que es nuestra firma armónica en el Universo, por la que somos conocidos e identificados.  Desde hace miles de años la humanidad está desafinando con el  Cosmos. Nuestra misión es restablecer la frecuencia del amor en nosotros para irradiarla a Todo lo Que Es y es a través de la activación del ADN que lo lograremos. Actualmente la frecuencia se está rearmonizando porque hay una elevación de los impulsos eléctricos y electromagnéticos lo que aporta más luz y permite acceder a través de los armónicos con las dimensiones superiores.


¿Qué pasa cuando activas tu ADN?

¿Qué causa la enfermedad?  Hay razones hereditarias, genéticas, impactos del medio ambiente sobre el Campo Electromagnético,  radiación solar, razones kármicas o de contrato. En la Nueva Energía todo se puede cambiar. Existe un programa genético comparable a un programa informático: el ADN codifica la información, el ARN la transcribe y la traduce en una serie de órdenes que construyen la secuencia de aminoácidos. A través de la intención, del uso consciente del sonido sobre el Campo Electromagnético comunicamos con la consciencia celular a nivel del ADN para restaurar los patrones energéticos primordiales.

Las 12 capas del ADN contienen diferentes tipos de información sobre tu totalidad.  La 1 o Genoma como ya dijimos contiene tu herencia biológica, la 2 es la capa  emocional que contiene información sobre el Plan de esta vida, la 3 es la capa de la Activación y Ascensión, la 4 y 5 contienen características de tu Esencia Divina, la 6 es la conexión a tu yo Superior, la 7, 8 y 9 son las capas Lemurianas, siendo la 9 la liberación por el fuego de la Shekinah, capa catalizadora que da origen a un nuevo comienzo escrito en las capas 10, 11 y 12 las capas de tu "divinidad".

En un seminario de Activación del ADN con el canto recibirás información científica y espiritual sobre el ADN,  aprenderás sobre el poder de las letras hebreas, sobre el uso consciente del sonido, y vivirás una tarde de canto y música que alegrará tu alma.

Cantarle a tu propia conciencia celular es una  de las experiencias más poderosas que hay actualmente. Las personas han comenzado a recordar su magnificencia, han tenido experiencias con sus guías y transformado su realidad. Si estás listo para dar el paso a tu siguiente nivel evolutivo y recuperar tu libertad simplemente te diré “hasta pronto” y dejaré  por cuenta del Universo la magia de nuestro encuentro.

 Cántale al ADN y recuerda Quién Eres II 

El humano divino es un emisor-receptor de frecuencias, es como una antena en movimiento con la capacidad de comunicar con el Universo y de decodificar información. ¿Qué parte del  nuestra biología tiene el poder de hacerlo? Nuestro ADN!!! La información cósmica viaja a través de una red magnética. En el origen, el Gran Sol Central  emite nuevos planes para este sector universal en evolución. Esa información viaja en los rayos gama a través de la cadena de soles hasta llegar al sol de nuestro sistema solar y  de allí es inyectada por los vientos solares a la rejilla magnética del planeta. De la rejilla planetaria y por resonancia magnética la información viaja a nuestra rejilla individual y de nuestra rejilla hacia el cuerpo celular, hacia el ADN.  Este proceso fue  largamente explicado por Kryon el Maestro Magnético que vino al planeta en el año 1987 a reajustar la rejilla magnética y cambiar el equilibrio entre luz y oscuridad de la misma para que el humano pudiera al fin hacer el salto cuántico que le permitiera recuperar su poder y a la tierra su lugar de hija divina y ser coronada como tal. 

El trabajo sobre la rejilla llevo 12 años de trabajo. Recién en  2003, el 5 de marzo de 2003, se activó  lo que algunos llamaron la Rejilla del Paraíso. Según Kryon ese día se completó y culmino la intención primordial de su trabajo en la tierra ya que inyectó en la rejilla la energía de la Maestría. Para quienes trabajamos con el ADN ese día celebramos y nos alegramos  por la Humanidad.  Y hasta hoy seguimos festejando!!! 

Esta energía ha impactado por igual al colectivo humano, despertando por oleadas de conciencia  a miles y miles de seres a su propio poder. En “El Gen de Dios” Dean Hamer,  importante genetista doctorado en la Universidad de Harvard, nos sorprende con una teoría por demás revolucionaria diciéndonos que ha logrado identificar  un gen que codifica la monoamina, proteína que controla sustancias químicas que despiertan   en el humano experiencias místicas y terminan alterando la conciencia, o sea nuestro sentido de la realidad; la conciencia  de nosotros mismos y del Universo.  Luego de años de investigación Hamer concluye en un “instinto espiritual”  que existe desde el comienzo de la Creación y que  está el los genes.  Esta vía de pensamiento nos lleva a los nuevos conceptos de la biología que hablan hoy de “Diseño Inteligente” para describir lo que los trabajadores de la luz denominamos “Plan”.

El entramado biológico-espiritual está como nunca capacitado para entrar en conexión con nuestra interdimensionalidad y eso es lo que se nos ofrece.  Sabemos que todo cuerpo físico tiene un correlato “invisible” o interdimensional, que el átomo tiene 12 niveles de profundidad. Para nuestro ADN es igual, tenemos una capa física llamada Genoma Humano y 11 capas interdimensionales que se imbrican en el físico y juegan un rol fundamental  en nuestro proceso de ascensión. Esa información también fue dada por Kryon a lo largo de 19 años de canalizaciones. Las 12 capas del ADN contienen diferentes tipos de información sobre tu totalidad.: la 1 o Genoma Humano contiene tu herencia biológica, la 2 es la capa  emocional que contiene información sobre el Plan de vida, la 3 es la capa de la Activación y Ascensión, las 4 y 5 contienen la características de tu Esencia Divina, la 6 es la conexión a tu yo Superior, las 7, 8 y 9 son las capas Lemurianas, siendo la 9 la liberación por el fuego de la Shekinah, capa catalizadora que da origen a un nuevo comienzo en las capas 10, 11 y 12, las capas de tu Divinidad.  

Mi aporte como música ha sido desarrollar una serie de frecuencias llamadas Tonos Pineales, que actúan desde la glándula pineal, para despertar esas capas, fortalecer tu entramado energético y repolarizar el “cableado” de tu sistema nervioso para que puedas sostener la nueva información y usarla en el ahora de tu vida. Cada capa posee un nombre divino hebreo, un nombre de Dios que oficia como “llave” que abre un portal de luz y enciende esos circuitos de información en ti. Usamos el hebreo porque es el lenguaje derivado del Lemuriano con mayor poder vibratorio hoy, un lenguaje cuyas formas pensamiento nos recuerdan la “Imagen y Semejaza Divinas” y cuya misión es establecer una resonancia que asista al humano a recordar QUIEN ES. Cantarle al ADN con el tono y la letra correcta es poderoso. La combinación de letras hebreas correspondientes a las combinaciones del los nucleótidos recrean la rejilla de luz primordial que dio lugar al holograma del que tu  eres la proyección holográfica. Este holograma es perfecto y habla de tu divinidad de tu majestuosidad, de tu infinitud. 

Mi trabajo tiene como objetivo dar información científica y espiritual sobre el ADN y por sobre todas las cosas  despertar a través de los cantos en hebreo el recuerdo de nuestra Magnificencia. Activar el ADN me puede ayudar a recordar mi recorrido cósmico, mi nombre cósmico, el rayo principal y rayos complementarios con los que vine al planeta (y saberlo es saber mi misión!!!) quienes son mis abre caminos y guías, mis memorias lemurianas y mi capacidad de conexión interdimensional, los registros de todas mis vidas en la tierra y por ende todo lo que aprendí en ellas. Como dice Kryon, no es necesario aprender todo de nuevo sino activar lo que ya sé!!! Puedo también transmutar karma, cambiar contratos y lecciones, anular votos del pasado que me limitan liberarme de implantes involutivos y trascender mi patrón astrológico… El tesoro, el Grial, está allí, esperándote…